Banano, el que más ha crecido en sello Rainforest Alliance

Entre un mercado que quiere productos elaborados de manera sostenible, las certificaciones son esa garantía que cada vez más exige el consumidor.

La agricultura colombiana no escapa a ello y desde hace años existen certificaciones con las cuales se busca promover una agricultura sostenible. Una de ellas es el sello Rainforest Alliance, que hace presencia en el país desde 2003 con la certificación de fincas cafeteras.

La directora Ejecutiva de NaturaCert, una organización sin ánimo de lucro que en Colombia realiza el proceso de verificación y certificación de los estándares promovidos por el sello, Sandra Restrepo, señaló que en el país hay 139.000 hectáreas certificadas, a diciembre de 2016, de las cuales 91.600 están en producción. Las restantes son áreas protegidas. Estas hectáreas están representadas en café, banano, flores y palma. Los tres primeros son los productos agrícolas que más exporta Colombia.

“En palma teníamos en 2016, 13 predios con sello que suman 19.800 hectáreas con unos 500 trabajadores. En café son 10.000 productores con 70.800 hectáreas. En flores la complejidad vienen porque es un sector con alto impacto en mano de obra. Son más de 20.000. Cada renglón tiene sus características”, sostuvo.

Sin embargo, es el banano el cultivo que más área ha certificado en los últimos años.

 Entre 2014 y 2016, el área pasó de 13.000 a 36.000 hectáreas en producción y hay en total en banano 42.000. Esto significa que 85% del área cuenta con el sello, mucho de ello por exigencia del mercado. El objetivo de Rainforest Alliance es proteger los ecosistemas, las personas y la vida silvestre que dependen de los productores, mediante la transformación de las prácticas del uso del suelo, comerciales y el comportamiento de los consumidores. Esto incluye protección personal a la hora de aplicar agroquímicos; laborales como la no contratación de menores de edad; un pago legal y justo, entre otros aspectos.

 “Puede certificarse cualquier predio agrícola cuyo propietario esté dispuesto a entrar en estas prácticas de sostenibilidad”, agregó Restrepo. 

Según dijo hay fincas con sellos desde menos de una hectárea en el caso del café en Cauca y Nariño a más de 4.000 en Palma. “En estos departamentos tenemos 1.800 cafeteros con menos de una hectárea”, concluyó.

¿Impacta en el ingreso de productores?
Certificar una finca con el sello Rainforest Alliance de 50 o 60 hectáreas le puede costar al productor $3,5 millones. ¿Pero cómo recupera esta inversión?. En muchos casos el mercado exige este tipo de sellos de sostenibilidad por normas corporativas a los proveedores, es decir es una exigencia en la comercialización. En el caso del sector cafetero, en épocas de precios bajos, estas certificaciones generan sobreprecios pagados en los puntos de venta. Pero con cotizaciones remunerativos, como las actuales, esto se diluye. “La idea es mantener los sellos para cumplir con normas ambientales de carácter, social, en salubridad, entre otros”, dijo el presidente del Comité de Cafeteros de Caldas, Marcelo Salazar.

Las opiniones 

Sandra Restrepo
Directora Ejecutiva NaturaCert
“los mercados exigen sellos y es la oportunidad para que los productores se organicen, mejoren la eficiencia y tengan prácticas sostenibles”.

Marcelo Salazar
Presidente Comité de Cafeteros de Caldas
“La idea es mantener los sellos durante el año para cumplir con normas ambientales, de carácter, social, en salubridad, entre otros factores”. 

Autor: 

Teresita Celis A

Correo Autor: 

tcelis@larepublica.com.co

Editor: 

María Alejandra Solano

Correo Editor: 

msolano@larepublica.com.co
Compartir

Noticias relacionadas