Recomendaciones para hacer frente al Fenómeno de La Niña

Para el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el Fenómeno de La Niña, que se espera para este año, será más débil que el experimentado en 2010 y no generará grandes impactos negativos por las fuertes lluvias.

Según el Ideam, para el trimestre febrero-marzo-abril, la mayoría de los modelos nacionales e internacionales apuntan a la continuidad de la condición La Niña débil, que se reflejará en la ocurrencia de precipitaciones por encima de lo normal en el centro y sur de la región Andina y centro y norte de la región Pacífica; para el resto del país se espera condiciones cercanas a los promedios climatológicos.

En palabras de Hernando Duque, gerente técnico de la Federación Nacional de Cafeteros, “estamos en una Niña débil, lo que significa que el volumen de lluvias va a ser mayor que los históricos”.

Por ello, con relación a la roya, Duque dijo que una Niña débil implica tener una mayor cantidad de agua física en las hojas, lo que va a favorecer que la roya encuentre condiciones para que la semilla del hongo germine y ataque. De este modo, los caficultores tendrán que mirar con más frecuencia sus lotes y actuar de manera oportuna, la roya no se puede perder de vista. 

Por otro lado, a los departamentos que acaban de terminar cosecha les indicó que es el momento oportuno para hacer los zoqueos de los cafetales, la época ideal de renovación es inmediatamente después de la cosecha principal. 

Por su parte, el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, indicó que “el impacto de La Niña en el territorio nacional dependerá en gran medida del grado de vulnerabilidad de cada zona y de la preparación en términos preventivos de las administraciones municipales, departamentales y de la comunidad en general. Desde el sector ambiente nos hemos venido preparando y fortaleciendo, aportando al conocimiento de las dinámicas ambientales, capacitando a los territorios para afrontar efectivamente cualquier tipo de emergencia que se pueda presentar”.

Según el más reciente informe del boletín agroclimático del Ideam, para la avicultura en el Caribe húmedo, las recomendaciones están orientadas a la prevención de contaminación del recurso hídrico, estar atentos a la generación de alertas por parte de las autoridades nacionales y locales. Además, al manejo preventivo en unidades avícolas, especialmente en granjas.

En esta temporada, los productores también deben verificar las condiciones de ventilación al interior de los galpones y el suministro de agua a las aves al interior de los galpones en granjas avícolas. 

En el departamento del Chocó, para los cultivos de arroz, es importante construir y mantener drenajes con una profundidad suficiente para permitir evacuar el exceso de agua rápidamente.  Usar materiales “criollos” de variedades resistentes.

Para los cultivos de caña con edades menores a los cuatro meses en el Valle del Cauca es fundamental programar la fertilización de acuerdo con el análisis de suelo y la curva de absorción de nutrientes para la variedad. Asimismo, realizar la labor con humedad en el campo, esto es después de efectuar un riego o una lluvia.  

Si por ejemplo se requiere de resiembra, se debe hacerla con la programación del riego o después de una lluvia. Además, se debe realizar el muestreo para obtener el porcentaje de entrenudos barrenados por Diatraea spp, especialmente, para plantillas y campos con variedades nuevas.

“Como medidas preventivas es importante limpiar acequias y colectores, cerciorarse del buen estado y limpieza de las tuberías de drenaje, revisar el estado de jarillones o diques y disponer de motobombas. Durante la temporada de lluvias, lo recomendable es dejar las labores profundas para cuando disminuya la humedad y evitar el sobrepeso de equipos sobre el suelo”, indicó Javier Carbonell, director del Programa de Agronomía del Centro de Investigación de la Caña de Azúcar de Colombia (Cenicaña).

Las opiniones

Hernado Duque
Gerente técnico Federación de Cafeteros 

“Los caficultores tendrán que mirar con más frecuencia sus lotes y actuar de manera oportuna pues la roya no se puede perder de vista”. 

Javier Carbonell
Director Programa de Agronomía de Cenicaña

“En la temporada de lluvias se deben dejar las labores profundas para cuando disminuya la humedad y evitar el sobrepeso de equipos sobre el suelo”.

 

Autor: 

Ximena González

Correo Autor: 

xgonzalez@larepublica.com.co

Editor: 

Noelia Ciguenza

Correo Editor: 

nciguenza@larepublica.com.co
Compartir

Noticias relacionadas