A pesar de las dificultades, la orquídea, flor nacional, tuvo un repunte en sus exportaciones en 2017. Estados Unidos figura como el país al que se realizaron el mayor número de envíos con 1,4 toneladas que representan 37,8 % de la participación total de las exportaciones, seguido de Canadá y Panamá con 21,10 % y 17,55 %, respectivamente.

Según el presidente de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores, (Asocolflores), Augusto Solano Mejía, en 2017 los ingresos por exportaciones de orquídea fueron de US$ 36.182, lo que representó el 0.003 % en términos de valor.

“En 2017 la exportación de la orquídea aumentó un 14,1 % en términos de valor y 27,6% en términos de volumen. Se destaca que los envíos hacia Estados Unidos aumentaron en más de 100 %, al pasar de US$ 2.157 en 2016 a US$ 13.416” precisó Solano.

En gran medida, el repunte se debe a que en la actualidad “ha crecido la afición por esta planta y que los cultivadores se han dado cuenta que las orquídeas son mucho más fáciles de cultivar de lo que se cree”, comentó Andrea Niessen, fundadora, junto con su esposo Juan Carlos Uribe, de Orquídeas del Valle, una empresa con 30 años de trayectoria y que se ha fortalecido en el mercado en los últimos años.

Y es que, para esta caleña, la ventaja de la orquídea es su durabilidad, a diferencia de un ramo de flores que a los tres o cuatro días se marchitan. Esto ha hecho que más gente la prefiera a la hora de las compras.

Andrea y su esposo han sentado las bases de su empresa en la calidad del producto, lo que les ha permitido llegar al mercado de EE.UU. y la Unión Europea.

Según ella, hoy los cultivadores tienen más experiencia y se han tecnificado, eso ha incidido en la calidad del producto y que en el exterior los tengan más en cuenta. Agrega que gran parte de las plantas que ofrecen han sido reproducidas su laboratorio en donde se hace por la conservación y producir híbridos para lograr variedades únicas.

“Es un mercado interesante, lo importantes es que se le dé el manejo que toca, es decir, que la gente que los comercializa sepa darles la asistencia técnica a los compradores, eso es algo fundamental”, anotó.

Son plantas fuertes y que se adaptan a todos los ecosistemas, especialmente en países como Colombia que tiene una diversidad de climas.

Destaca la perseverancia le ha puesto a su labor; además, que cuentan con un equipo de trabajo con el conocimiento y comprometidos con lo que hacen. “Generamos 14 empleos directos que laboran en los tres viveros y en la tienda de Cali, y otros 15 de forma indirecta que son a quienes compramos los accesorios como materas y canastas, es decir, unas 30 familias se benefician de este negocio”, subraya Niessen.

Señaló que la principal dificultad de este negocio está en lo dispendioso que resultan los trámites para las exportaciones. Afirma que hay buena voluntad por parte de todos los actores que intervienen, pero es un factor que puede mejorar.

Colombia, país rico en flores
Datos del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt indican que en Colombia hay 4.270 especies de orquídeas, información que también es respaldada por el Plan para el Estudio y Conservación de las Orquídeas creado por el Ministerio de Ambiente y el Instituto de Ciencias Naturales.