El huevo es un producto infaltable en la mayoría de los platos que se comen en el país, hecho que se evidencia en el incremento de la producción. Sin embargo, para el gerente de Santa Reyes, Carlos Lozano es necesario incrementar el consumo, para evitar excesos en la oferta.

¿Cómo fue 2017?

El sector con un dinamismo increíble, tuvimos un crecimiento de 6% el año pasado y se espera que este haya un crecimiento de 8% en cuanto inversión, aunque eso puede hacer que tengamos un mercado sobre ofertado y podría ser un problema.

¿Cuáles son los retos?

Tenemos que hacer crecer el consumo per cápita, de manera que no se devuelva en precios a la baja y venga un periodo de disminución de producción en el mediano plazo, que es lo que puede pasar. Estamos hablando de un crecimiento de 10 huevos per cápita en cada año, el dinamismo del sector está dado.

¿Qué problemas hay?

Es un producto gancho, es decir, son los líderes de pérdida en los supermercados, y son precios que se pueden transferir al consumidor. Es una situación compleja con los hard discounter y también con las grandes superficies, donde hay deterioro real. Es decir, hay más consumidores, pero a precios más baratos, sin cubrir los costos de producción.

¿Cuál fue la producción del año pasado?

La producción ya superó 13.800 millones de huevos anuales y eso generó un consumo de cerca de 279 huevos por persona, eso es alto, somos el cuarto país en consumo de América Latina.

¿Y puede crecer más?

Hay que hacerlo con una campaña frente al manejo del huevo, que tiene una aceptación que crece. Hay que dirigir las creencias a que el consumo del huevo es completamente sano, además de la demanda agregada, que es la que se da a través de pastelería y tartas, donde también tenemos espacio para crecer.

¿Cómo es el mercado?

El mercado se autoabastece, hace muchos años perdimos a nuestro mercado natural que era Venezuela, pero no es un producto de exportación, es de consumo local. En el mundo se exporta más de 2% de la producción, el tema importante es la importación de materia prima, que son los cereales y que hay que sustituir.

¿Cómo hacerlo?

Esto debe ser una política pública para promover la sustitución de importaciones, se necesita desarrollar genética de producción para que los suelos acepten cereales sustitutos de los grandes cereales. Debemos ser capaces de tener productos del trópico que sean sustitutos.

¿Qué opciones hay?

Uno de los ejemplos es la yuca, pero esto debe ser un plan en conjunto con el Gobierno, agremiaciones y empresas, para expandir la frontera agrícola del país.

¿Qué se espera del nuevo Gobierno?

Justamente eso, se está trabajando en que se jalone el crecimiento del año pasado del sector agropecuario, porque ya habíamos caído a cifras preocupantes. En todo caso no tuvimos paro, no tuvimos climas fuertes. Lo importante es que haya un Gobierno que de la importancia al sector avícola.

¿Cómo lograr que la gente incremente el consumo?

Afortunadamente, la gente ya está comenzando a entender que el huevo es positivo para el consumo y no es nocivo, por eso las campañas deben enseñar a la gente la forma correcta de comer huevo.