Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde el paro nacional agrario de 2013 no se veía la volatilidad que hoy se nota en los precios de los alimentos al revisar los últimos reportes oficiales en los 15 principales puntos de acopio del país. Los efectos sociales del Covid-19 se han traducido en movimientos al alza y a la baja para productos de todo tipo.

Lo más reciente tiene que ver con que según el indicador de precios de alimentos perecederos, entre la semana del 23 al 27 de marzo, y la del 30 de marzo al 4 de abril se vio una reducción promedio de 8%.

“Eso es resultado de que una inmensa mayoría de personas, ante el temor de la cuarentena, de no saber las fechas en las que todo terminaría, empezaron a comprar desmesuradamente en todo el país, por eso hubo precios que se dispararon en las centrales hasta 30%, y hoy el escenario es totalmente distinto, menos tráfico de personas y menor demanda”, dijo Mauricio Arturo Parra, gerente de Corabastos.

En la categoría de verduras, los casos más representativos se ven en productos como el tomate, el cual al corte del 4 de abril, el kilo estaba en $1.813, bajó 13% contra el promedio de siete días atrás cuando se negociaba en más de $2.000. Lo mismo ocurrió con la cebolla, que durante los primeros días de la cuarentena registró alzas de más de 30%, y por el contrario, en las últimas dos semanas el cambio fue a la baja saltando de un promedio nacional en $1.800 a $1.620, (-9,6%).

El presidente de la SAC, Jorge Enrique Bedoya, dijo que “se han visto cambios en los alimentos perecederos porque las personas al comienzo de la cuarentena compraron categorías no perecederas, y a eso se suma que la capacidad adquisitiva se ha reducido, lo que pone en riesgo los productos que salen en cosecha porque sencillamente puede que se compren menos, y estos al pasar los días se pierden, la invitación es a que al salir a mercar se revise que han bajado frutas y vegetales”.

Afectaciones por sector
Actualmente la papa y diferentes tubérculos se encuentran en cosecha, en un año normal, esto significaría una leve caída en el precio por kilo, pero con la situación actual, este es uno de los productos que más deberían buscar las personas, pues la baja en la demanda, y su subida de oferta llevaron a que en la última semana la referencia R-12 bajó 18% (ver gráfico), y la criolla -10.

LOS CONTRASTES

  • Jorge Enrique Bedoya Presidente de la SAC

    “Debemos invitar a las personas a que busquen alimentos perecederos, los precios han mejorado y hay que apoyar a los pequeños productores que no han parado”.

“Los consumidores deben tener en cuenta que productos como la papa son el sustento de pequeños productores, sobre 100% de la producción, 80% son pequeños campesinos a los que hay que apoyar, y que tampoco han dejado de trabajar durante la época de la cuarentena para seguir garantizando el abastecimiento”, dijo Germán Palacio, presidente de Fedepapa.

Abastecimiento por la Semana Santa
En las 15 principales plazas del país el indicador de abastecimiento previo a Semana Santa se encuentra mayor al 75% de la capacidad total. Eso quiere decir, que todas las centrales están con normalidad. “Pero también la invitación es a que las personas sigan respetando las medidas para evitar la aglomeración. Esto se traduce en no salir a mercar día a día, sino elegir una jornada para evitar tener que hacerlo luego. También si ven en supermercados y minoristas precios desproporcionados lo pueden reportar a la Superindustria”, dijo Rodolfo Zea, ministro de Agricultura.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.