Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En Colombia se cultivan más de 450 productos de acuerdo con los hallazgos del Censo Nacional Agropecuario. El ejercicio realizado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), revela además que los más importantes de esa lista en términos de área sembrada son el plátano y el café, juntos representan 1,94 millones de hectáreas en un país donde se cultivan 7,1 millones.

En el caso del café, la cosecha anual supera las 800.000 toneladas, siendo Huila el principal departamento productor con una participación de 16,7% en el total. El plátano, por su parte cuenta con 980.000 hectáreas siendo el único cultivo presente en todo el país. Su producción ascendió  para 2013  a 4,6 millones de toneladas, de las cuales 11,9% provienen de Antioquia.

El director del Dane, Mauricio Perfetti, se mostró sorprendido por la dinámica que ha tenido el cultivo de café, que hoy llega incluso a la frontera entre Nariño y Putumayo; también tiene presencia en departamentos como Meta y el extremo sur de La Guajira. Además, el Censo ratifica la percepción del gremio y los analistas del subsector que advirtieron la importancia que venían ganando Tolima y Huila, mientras Quindío decrecía en participación.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez, aseguró que los volúmenes registrados (que no se alcanzaban desde hace 22 años) reflejan que el país “regresó a sus niveles históricos y se mantiene como un jugador importante en el mercado internacional”, por lo que este año podría terminar con una producción de entre 13,6 millones y 14 millones de sacos de 60 kilos.

Las cifras del gremio dan cuenta de una actividad que crece a un ritmo superior a 10% anual. Las últimas cifras muestran una cosecha de 12,7 millones de sacos, lograda en los primeros 11 meses de 2015.

Su mayor reto ahora es enfrentar desafíos como reducir los costos de producción (provenientes principalmente de la mano de obra y el encarecimiento de los fertilizantes por cuenta del dólar) para devolverle la rentabilidad al negocio: “Nos preocupa ver como se reducen los ingresos del productor porque sus costos están por encima de sus inversiones”.

Respecto al plátano, el funcionario explicó que la diversidad del cultivo, su capacidad de adaptación, posibilidad de autoconsumo y facilidad en las labores agrícolas son determinantes a la hora de explicar su penetración.

El gerente de la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol), Álvaro Palacio, manifestó que de este cultivo dependen gran parte de las familias rurales que sustentan sus ingresos en esta actividad, lo que lo convierte en un promotor de empleo. Es por ello que el gremio viene elaborando unos modelos tecnológicos para cada región productora, con el propósito de sensibilizar a los agricultores en prácticas adecuadas con el fin de incrementar los rendimientos por hectárea y la calidad.

De hecho, actualmente trabajan en articular esfuerzos administrativos para hacer acompañamiento a los pequeños platanicultores de la región del Urabá antioqueño y chocoano, de forma que mejores no solo en capacidades productivas sino también comerciales. Este convenio les permitió una inversión de $5.771 millones para beneficiar a 10.000 personas.

Pero no es lo único que sorprende de los resultados de esta radiografía del agro que se actualizó luego de 44 años, también permitió develar paradigmas como el de la producción de palma que se calculaba provenía de unas 470.000 hectáreas; hoy se sabe que son 524.000, dado el crecimiento en zonas como Tumaco y el Catatumbo.

Perfetti también resaltó que a diferencia de ejercicios anteriores este Censo abordara el renglón de los grupos étnicos, los cuales, se sabe, tienen un millón de hectáreas cultivadas (más de la mitad de ellas en territorios indígenas), 35% en tubérculos (principalmente yuca) y plátanos. Y si bien una parte importante de esta cosecha (3,4 millones de toneladas) se destina al autoconsumo, también ha crecido su participación en los mercados locales.

LOS CONTRASTES

  • Rafael MejíaPresidente de la SAC

    “Se ha insistido en que el Censo es una herramienta para conocer el estado real del sector y la base para la formulación y evaluación de las políticas”.


  • Mauricio PerfettiDirector del Dane

    “Antes de hacer el Censo el país tenía en sus cuentas que se cultivaban 5,5 millones de hectáreas. Hoy sabemos que hay más de lo que se pensaba”.

El CNA además sacó a la luz el atraso en información y caracterización de los suelos rurales. El ejercicio de visitar uno por uno más de 1.100 municipios permitió confirmar que aún en 90 de ellos no hay catastro formado, la mayoría ubicados en Chocó y Nariño.

Información del Dane llega al Igac

Los mapas elaborados por el Dane donde se detalla la conformación de las Unidades Productivas quedará en manos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), donde serán integrados con el catastro. La técnica de recolección presencial y georeferenciada será fundamental para actualizar los datos.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.