La creciente utilización de dispositivos tecnológicos también está revolucionando el campo, pues por medio de un celular inteligente se puede monitorear la ruta y la velocidad del desplazamiento de un fumigador reduciendo considerablemente el uso de agroquímicos y fertilizantes.

De esta manera se controlan los diferentes factores que pueden afectar la productividad de una finca, mejorando así el entorno de los sectores agrícolas.

Uno de los principales objetivos de Farmapp es integrar las tecnologías móviles con la cadena productiva del agro, la cual se viene desarrollando durante años, convirtiendo un dispositivo móvil en una herramienta fundamental para los cultivadores.

La implementación de las soluciones de la app varía de acuerdo al producto y al grado de tecnificación que se desee alcanzar. Son soluciones económicas comparadas con el gran beneficio que pueden representar.

“Estamos en un momento coyuntural en el cual se necesita ser mucho más productivos, eficientes y ambientalmente amigables en el sector agropecuario, pero a su vez los productores y campesinos tienen la herramienta en sus manos para obtener información muy valiosa para proveerse” asegura Luis Eduardo Ortiz, ingeniero mecánico de FarmApp, egresado de la Universidad de los Andes.

La integración de soluciones M2M, aplicaciones móviles y Big data en los actividades agrícolas hace que los procesos como control de plagas y enfermedades tenga un manejo más económico y amigable con el medio ambiente como tradicionalmente se venía haciendo.

“Agroindustrias especializadas llegan a producir más del doble que los cultivadores alejados de la tecnología, el cerrar esa brecha nos ha llevado a tener aumentos de productividades de más de 15% en sectores específicos de nuestro país”, argumenta Ortiz. 

Finalmente, el alcance de las soluciones no es el conocimiento, también las acciones de mejora en sus cultivos.