Un proyecto de ley presentado por el senador Fernando Araújo, del Centro Democrático, pretende incluir como nuevo “prestador de servicios turísticos” a los vehículos de tracción animal de conformidad con la legislación vigente. Según el congresista esto se hace con el ánimo de buscar la formalización de este sector, un mejor servicio y salvaguardar la vida de los animales en la prestación de este servicio.

En el documento del proyecto se establece que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible “deberá reglamentar las condiciones mínimas de salud, higiene, sanidad, circunstancias locativas, bienestar y los demás factores que considere pertinentes para prevenir el dolor, sufrimiento y enfermedades en la vida de los semovientes utilizados en vehículos de tracción animal para fines turísticos, sin perjuicio de las competencias y facultades de las entidades territoriales”.

El proyecto hace parte de una serie de iniciativas legislativas que presentará el Senador durante este periodo legislativo.

Varias polémicas se abrieron en la ciudad por la situación de los cocheros y la de los caballos. Los ambientalistas promueven la idea de que el paseo de personas o turistas por este sistema debe acabar; de otro lado algunos defensores de los cocheros proponen que se mejoren las condiciones para ambos: operadores y caballos.

En caso de avanzar este proyecto, se abre la posibilidad de que los prestadores de servicios turísticos coadyuven a mejorar el servicio, y por otro lado habría recursos del Gobierno Nacional para este sector, una vez se formalice la actividad. Habrá que esperar qué suerte corre la iniciativa.

En días pasados el Distrito de la ciudad de Cartagena, por medio de la Unidad municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata), entidad que realiza una revisión periódica, en la cual maneja el control con un examen médico veterinario. Luis Magín Guardela Osorio, director de la Umata, aseguró que estas acciones buscan mejorar la calidad de vida de los caballos.

“La revisión médica integral que hacemos cada tres meses, con exámenes de anemia infecciosa, de sangre, de coprológico, de parásitos internos y externos, corrección de aplomos; entre otras”, dijo el funcionario.