Hace 16 años se necesitaron $6.000 millones para dar origen al Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria. Hoy su creador asume la misma inversión para llevar la experiencia del primer centro temático del mundo en exaltar la cultura rural hasta las ciudades del país.

“Panaca es una idea que nace en 1998 y se materializa el 7 de diciembre de 1999. A través del tiempo se ha generado innovación constante, se han hecho inversiones significativas como esta que transforma un producto de entretenimiento en un espectáculo de gama alta”, recuerda Jorge Ballén, presidente de la compañía.

Una de esas innovaciones es Panaca Viajero, una idea que ya se había ejecutado pero que, según Ballén, estuvo hibernando mientras existió la franquicia Panaca Sabana (acuerdo que terminó en diciembre del año pasado), pues no se quería poner a competir los parques.

“Lo que se hace es llegar a las ciudades con una tarifa muy cómoda ($35.000 en promedio) y espectáculos distintos a los del parque en el Eje Cafetero. Así les facilitamos a las personas que no pueden pagar una pasadía de $120.000 (que incluye transporte, alimentación, refrigerios y entrada) ir a disfrutar del mundo animal y entretenerse con un concepto de naturaleza”.

Esta decisión les significó diseñar la estructura para movilizar permanentemente más de 400 animales en 86 camiones (que hacen las veces de establos) y consolidar un equipo paralelo de más de 100 empleados. A ello se suma la red comercial y un grupo de 50 artistas entre acróbatas y jinetes que se mueve por el país permanentemente. Además, Panaca se convirtió en una importante generadora de empleo, pues a donde llega demanda servicios adicionales.

“En las ciudades garantizamos de cuatro a cinco horas de entretenimiento, lo que es demasiado para el precio que se cobra. Hay una completa oferta gastronómica y la tradicional interactividad con animales como el ordeño de vacas o el carrusel de ponis.

Actualmente, Panaca Viajero está en Medellín, donde se quedará hasta el 12 de octubre. La ruta programada continúa en Cali y Bucaramanga, además, la organización está en conversaciones con el Instituto Distrital de Recreación y Deporte de Bogotá y con su entidad homóloga en Barranquilla. “Luego vamos a seguir por otras regiones como Villavicencio y Cúcuta, donde estuvimos en 2004 y 2005, en la primera versión del programa”. El objetivo final es “darle la vuelta  primero en ciudades principales, luego en intermedias”.

El cálculo de Ballén es que en cada ciudad, tras una permanencia de dos meses y medio a tres, se reciben entre 120.000 y 150.000 visitantes. “Llevamos colegios, familias y escuelas a presentarles el show”, dijo.

El espectáculo más calificado de Panaca se conoce como ‘Travesía, cinco continentes a  galope’, y a pesar de que el parque tiene un repertorio de shows que incluye caninos y bovinos producidos en casa, este fue el primero en recibir asesoría de expertos que han trabajado en escenarios internacionales como el Circo del Sol. Hoy se cuenta entre los tres más importantes del mundo junto con Canadá (Cavalia) y Francia (Apassionata).

Travesía es la obra de un sueño de una pequeña que recorre el mundo con 60 caballos en escena y 35 acróbatas. “Luego le dimos el nivel más alto a los cinco espectáculos que tenemos, los renovamos con ayuda de profesionales del entretenimiento”, contó Ballén.

Su éxito ha sido tal que ya tiene ofertas para exportarlo. “Hay intereses por parte de Ecuador para llevarse esta experiencia que en el parque tiene una duración de 40 minutos y por fuera de más de una hora”.

Universidad del agro

Una de las apuestas más importantes de Panaca hoy es el Centro de Estudios de la Cultura Agropecuaria: Ceca Panaca. Este proyecto es el que más defiende actualmente el principio de que se necesitan espacios donde se enseñe sobre la vida en el campo y se genere entretenimiento educativo a través de la vivencia real.

“Este producto lo desarrolla la Fundación Panaca, tiene una vigencia importantísima por su modelo también diferenciado de los demás, porque es presencial, en tiempo real y con 80% 90% de práctica. Es aprender haciendo que es lo más relevante en los programas de formación para el campo”, explicó Ballén.

El objetivo era estar por encima de la oferta del país “había un campus de entretenimiento, turismo y diversión oculto que fue descubierto y puesto al servicio de Colombia”.

En 2012 obtuvo la certificación del Ministerio de Educación para formar directamente después de prestar muchos servicios a las universidades. “Damos cursos de técnicos prácticos laborales en formación, artes y oficios para el sector agropecuario. Los impartimos en inmersiones intensivas de 90 días, yo la llamo formación habilitante para el trabajo y la vida del campo”, contó.

Panaca tiene más de 300 procesos todos hilados donde hay un aprovechamiento encadenado del modelo productivo

Más de 2.000 personas capacitadas

Jorge Ballén describe el proceso de pasar de un parque temático a un centro de estudios como un “salto cuántico”. Desde 2012, cuando se convirtió en un centro de formación, Panaca ha capacitado a más de 2.000 personas como técnicos laborales. Actualmente, tiene cuatro sitios de práctica entre las instalaciones del parque, una finca del Gobierno que está en programa de extinción de dominio y tres haciendas de la familia fundadora en todo el país.