Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La semana pasada tuve la oportunidad de visitar Jericó Antioquia, un municipio cafetero por excelencia lleno de personas muy especiales.

Recibí una invitación de Janeth y Lina, extensionistas del Comité para un evento de mujeres cafeteras.

Quedé maravillado al ver la gran capacidad de liderazgo, entrega, compromiso, el amor y pasión por ser mujeres cafeteras, campesinas, empresarias y emprendedoras. Cada vez más valoro el rol de las mujeres en Colombia.

Después de mucho conversar con ellas, salió un tema que era casi obvio: nada más y nada menos que el manejo que debemos dar a nuestros cafetales en el Fenómeno de El Niño, para lo cual debemos tener presente primero la información para poder tomar la mejor decisión.

Según el Boletín Agrometeorológico Cafetero 02 correspondiente al mes de octubre (agroclima.cenicafe.org/octubre-2015), “se inicia el Fenómeno de El Niño fuerte, la intensidad y frecuencia de las lluvias durante el mes de octubre no compensará el déficit de precipitación acumulado ni el impacto de El Niño durante el cierre de la época seca de 2016 (marzo-abril). Depende ahora de los esfuerzos interinstitucionales y de agricultores para planificar y enfrentar los efectos en el territorio colombiano”.

Mejor dicho, debemos prepararnos y planificar muy bien las actividades a realizar en nuestras empresas cafeteras.

Hoy en mis consejos, quiero resaltar una práctica definitiva para la productividad de los cafetales: la fertilización, que aunque no es la única, es necesario hacerla de manera eficiente ya que la nutrición es determinante en la producción.

¿Pero, qué estrategias utilizar y qué hacer? como siempre la primera recomendación es utilizar el análisis de suelo teniendo en cuenta que en muchos casos antes que fertilizar, se necesita conocer el pH del suelo, que para el caso del cultivo del café, el rango óptimo está entre 5.0 a 5.5.

Si el pH no está en este rango, podemos tener problemas en la disponibilidad de algunos nutrientes como calcio, magnesio, fósforo entre otros, y que la única forma de conocer esta situación es con el análisis de suelo. Además, permite definir la dosis correcta a aplicar y la fuente adecuada.

Entonces para enfrentar este Fenómeno de El Niño, ¿cuándo y cómo debo fertilizar? Recordemos que la mayor parte de las raíces del cafeto están en los primeros 25 cms y que por lo menos deben caer 40 – 50 milímetros de lluvia y que se tenga la garantía que siga lloviendo; razón por la cual debemos aprovechar las aguas de este momento.

Para conocer más acerca del pronóstico del clima y de la cantidad de lluvia que ha caído en su zona, usted le puede preguntar a su extensionista o consultar la página http://agroclima.cenicafe.org.

En todo caso, usted debe garantizar la fertilización de los próximos seis meses aprovechando esta época de lluvias, eso sí, que el suelo tenga humedad.

Como conversaba con las grandes líderes cafeteras de Antioquia, debemos prepararnos para enfrentar este Fenómeno de El Niño, teniendo en cuenta que sus efectos no son necesariamente negativos.

Esto dependiendo de la zona agroecológica donde esté ubicada su empresa cafetera, ya que las cifras históricas de producción de nuestro país, demuestran que los mayores niveles de producción alcanzados han ocurrido después de presentarse un Fenómeno de El Niño.

Sin embargo, recordemos que la ocurrencia de lluvias que se presentarán durante el trimestre octubre-diciembre de 2015, no indica la finalización de El Niño.

Recordemos que cafetales bien nutridos, resisten mejor la sequía.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.