La riqueza de Colombia en suelos está empezando a verse afectada, porque de 114 millones de hectáreas que tiene el país a lo largo de su territorio, hay 45 millones que sufren algún tipo de erosión, de acuerdo con una investigación realizada por la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (Udca) y el Instituto de Hidrología, Metereología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam).

En la misma investigación se revela que de los 45 millones de hectáreas afectadas, hay 19 millones de hectáreas, que son aptas para agricultura y la ganadería, tienen peligro inminente de perderse, debido al deterioro que manejan por la erosión.

Para Imelda Montañez Orozco, docente de la universidad Udca y coordinadora del informe de suelos, aseguró que es preocupante la situación de los suelos en Colombia, porque “el 3% de los suelos del país tienen erosión severa, mientras que el 17% maneja una erosión que es moderada, y el 20% ligera”.

En cuanto a la distribución geográfica de este problema, zonas más afectadas son el Cesar, La Guajira, Magdalena y Huila, departamentos que tienen un grado de erosión entre 73% y 82%.

El informe indica que hay departamentos como Antioquia, Boyacá, Casanare, Cundinamarca, Meta, Nariño, Norte de Santander, Risaralda, Santander, Tolima y Valle del Cauca presentan una erosión por encima del 40%. Mientras que, Caldas, Quindío, Atlántico manejan una erosión cercana al 30%, que no es muy amplia pero puede estar en peligro de aumentar.

“Estos territorios están ubicados especialmente en zonas de producción agrícola y pecuaria”, aseguró Montañez.

De acuerdo con la experta, también preocupa la condición de los cuerpos de agua (lagos, lagunas, represas, ríos y embalses) que se están contaminando y sedimentando.

Esto además tener efectos para la naturaleza, genera problemas para la actividad económica agrícola, presentando perdidas que superan los $25.000 millones. Y es que el 73% de los suelos que son aptos para el sector agrícola tienen erosión. Por su parte, cerca del 51% de los suelos que pueden servir para manejar sistemas agropecuarios y forestales se encuentran afectados por este problema.