Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En entrevista con Agronegocios, Ezequiel Huertas, director científico de la Fundación para la Innovación Agropecuaria (Funiagro), habló sobre la labor y experiencia de la compañía, que ha implementado novedosos sistemas en el sector.

¿Qué labor viene adelantando Funiagro y cómo aporta el desarrollo de estas prácticas?
En hidroponía tenemos varios puntos. A pesar de que hace muchos años esta práctica se ha venido desarrollando en el planeta, en Funiagro realizamos otro tipo de investigaciones y otro tipo de estructuras para hacer más eficientes los cultivos. Por ejemplo, en un metro cuadrado de una producción normal se producen 16 plantas, mientras que en nuestro sistema de hidroponía vertical en cascada estamos produciendo por metro cuadrado 100 unidades.

¿Cuál es el aporte al medio ambiente?
El desperdicio de agua con el sistema tradicional es del 90%, y en nuestro sistema tenemos un aprovechamiento del 95% al 98% de las soluciones líquidas nutritivas, lo que marca una ventaja bien interesante. Otro aspecto que se puede destacar es que en una hectárea se pueden sembrar 50 mil plantas, mientras que nosotros hacemos la misma producción en 900 metros cuadrados.

¿Cuáles son las implicaciones que trae adoptar estas dos actividades?
Pues como toda tecnología, se requiere un costo de inversión inicial algo elevado, pero el tema de rentabilidad y retorno de la inversión se está logrando en 18 meses, así que de ahí en adelante serán ganancias, lo que para cualquier empresario resulta algo muy rentable.

Por ejemplo, producir una lechuga en estos sistemas cuesta alrededor de $350 y se vende en $1.500, más barato inclusive de lo que se consigue en muchos almacenes de cadena del país. Estamos hablando de una utilidad que oscila entre en 300% y 400%.

¿Cuáles son los riesgos que se corren al cultivar con estos sistemas?
Pues hay riesgos de seguridad, ya que son equipos que implican una protección del área de cultivos y que sean vigilados. Además, debe existir un control al producto, asesoría y seguimiento. Otro aspecto de cuidado a la hora de cultivar es no hacerlo cerca de áreas en donde se practique ganadería, ni en donde hayan animales que puedan contaminar los cultivos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.