Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Luego de la alerta que lanzó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Fao), a finales de mayo, sobre la presencia del Virus de la Tilapia de Lago (TiLV por sus siglas en inglés) en Colombia, Ecuador, Egipto, Israel y Tailandia, lo cierto es que no hay pruebas concluyentes que aseguren su presencia en el país y que cause perjuicios a la salud humana por su consumo.

Así lo señaló Sara Patricia Bonilla, directora ejecutiva de la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua), pues “efectivamente no hay investigaciones contundentes con rigor científico que permitan afirmar el hallazgo de TiLV, aunque su sola mención hace que se inhiba el consumo porque la gente se asusta, con las consecuentes pérdidas económicas para la industria piscícola nacional”.

De acuerdo con datos de la Fao, el virus se halló en Israel (donde fue descubierto en granjas piscícolas establecidas en el mar de Galilea), Egipto, Tailandia, Ecuador y Colombia, aunque como lo advierte el Instituto Colombiano Agropecuario (Ica), “debido a la falta de métodos de diagnóstico estandarizados y confiables para TiLV a escala mundial, no se ha podido hacer su confirmación”.

En este sentido, el Virus de la Tilapia del Lago cuando se presenta, “lo que ocasiona es un problema de tipo económico a los piscicultores por la mortalidad de peces que llega a causar pero nunca un problema de salud pública. El Ica y la Fao han señalado que el microorganismo no representa peligro para la salud humana. Este es un problema en determinado momento de producción y disponibilidad para el consumidor final”, agregó Bonilla.

Por su parte, Julio Pérez, acuicultor de tilapia en Córdoba, expresó que hasta el momento las pescas en la región no dan indicios de la presencia de este virus en la especie, que es una de las más apetecidas para su producción y consumo en el mundo con más de cuatro millones de toneladas, según los últimos censos de la Fao. 

De esta cantidad, los países asiáticos reúnen cerca de 80% de la producción global, siendo China el primer productor con 45% del total y Taiwán el primer exportador. 

“Esperamos que esta alerta no cause daño en la pesca y las ventas pues no hay confirmaciones de que se afecte la salud humana por su consumo, aunque las personas se suelen alarmar”, añadió Pérez.

Este hecho cobra más relevancia para Colombia pues la producción de tilapia ha crecido en los últimos años, representando un incremento importante en las exportaciones nacionales.

En efecto, en el último año, “la producción de tilapia pasó de 63.157 toneladas en 2015 a 66.946 toneladas en 2016, para un incremento de 6% en la oferta piscícola colombiana. En el año anterior, el país exportó 7.722 toneladas de producto fresco, de las cuales 88% correspondieron a filete fresco de tilapia, siendo Estados Unidos y Canadá los principales mercados de exportación para la tilapia nacional”, indicó la dirigente de Fedeacua. 

La opinión

Julio Pérez
Acuicultor de tilapia en Córdoba 
“hasta el momento no se ha identificado en las últimas pescas de tilapia ejemplares que contengan este virus. las ventas tampoco han disminuido por esta razón”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.