Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Si bien la fiebre aftosa ha sido el mayor problema para que el sector ganadero alcance todo su potencial, hay otro flagelo que no es menor y que representa pérdidas millonarias para los ganaderos: el abigeato. De acuerdo con el reporte de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, a corte del 31 de octubre del presente año se registraron 3.036 casos de hurto de ganado en el país. En 2017, la cifra llegó a los 5.130 casos.

Los múltiples efectos que tiene este crimen afectan desde los ganaderos al consumidor final, pues incrementa la posterior distribución de carne de dudosa procedencia o en condiciones inadecuadas de salubridad.

En este sentido, Óscar Cubillos, jefe de la oficina de Planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), indicó que las cifras no representan la magnitud del problema, pues mucha gente no denuncia el caso a las autoridades competentes. Sin embargo, donde se nota el impacto del abigeato es en las cifras de sacrificio legal, la cuales, según Cubillos, vienen en descenso desde 2013. En ese año, legalmente, se sacrificaron 4,1 millones de animales. El año pasado este número disminuyó a 3,4 millones.

“Estos 700.000 animales menos no significa que los colombianos disminuyeron el consumo de carne, sino que remplazaron las fuentes formales de sacrificio por las informales. El carneo, que se deriva del abigeato y el contrabando desde Venezuela ha afectado al sector”, expresó Cubillos. De acuerdo con el experto, estos 700.000 animales que fueron sacrificados ilegalmente en 2017, representan perdidas por $1,2 billones. Pero si se tiene en cuenta que del ganado salen varios subproductos como carne, cueros y vísceras, el valor asciende a $1,9 billones.

Los departamentos que más han sufrido el abigeato durante este año son: Cundinamarca, con 476 casos; Casanare, con 239; Cesar, con 198; Bolívar, con 184 y Antioquia, con 179. Los ganaderos esperan acciones contundentes por el Gobierno. De acuerdo con el Censo Agropecuario del Instituto Colombiano de Agricultura, estos cinco departamentos concentran 9.042.144 cabezas de ganado.

Para Carlos Alfonso Luque Barriga, presidente del Comité de Meta de Fedegán, el reto más grande que tiene el departamento para lograr todo su potencial es controlar el abigeato y carneo.

Ahora bien, de acuerdo con los datos del informe, en la gran mayoría de casos los responsables del hurto no utilizan armas. De los 3.036 casos, 630 fueron con armas blanca y 72 con arma de fuego. Asimismo, del total registrado, 2.168 casos fueron en zona rural y 868 casos en zona urbana.

Para evitar el abigeato en el país, la Policía Nacional, en cabeza de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural desarrollan el “Plan Choque 100 Días, el que la Hace la Paga”, “todo contra el abigeato”, una de las estrategias institucionales contra el hurto de semovientes.

Ahora bien, es necesario que el productor conozca todas las modalidades de este tipo de hurto como son el carneo, cachilapeo, arreo, atraco y robo masivo, para de esta manera nunca descuidar su ganado.

Ganaderos quieren que aumenten las penas

El Gobierno del expresidente Santos objetó el proyecto de ley que modificaba algunos artículos del Código Penal y el Código de Procedimiento Legal, el cual estipulaba autonomía al delito de abigeato, convirtiéndolo en un delito agravado e incrementando las penas para los responsables. Las razones del Gobierno de ese entonces fueron que las penas eran mayores a las de otros delitos considerados más graves.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.