Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Fedepalma y Fedegan realizaron nuevos estudios por un consto de $4.500 millones, con el objetivo de tener un consolidando para la construcción de la problemática que afecta a cerca de 550.000 hectáreas, ubicadas en el área de influencia de las corrientes hídricas de la zona.

“Por fin hicimos una gran alianza entre palmicultores, ganaderos y entidades estatales del orden departamental, en busca de soluciones definitivas para aliviar la problemática de inundación por el desbordamiento de los ríos Cáchira y Lebrija, que afecta no sólo al bajo Rionegro, también a Sabana de Torres y zonas aledañas. Ahora sí se ve el interés de los organismos gubernamentales por el bienestar de los habitantes de la zona”, explicó Miguel Ángel Bayona Páez, representante de los ganaderos y palmicultores.

Además expresó su satisfacción sobre la nueva mesa de trabajo sostenida entre voceros de la Cdmb, CAS, Gobernación de Santander y gremios económicos, frente a un proyecto serio para poder mitigar la amenaza de riesgo en la zona.

Humberto Prada González, subdirector de gestión ambiental urbana sostenible de la Cdmb, expresó que: “los palmeros y ganaderos tenían un estudio muy importante, que representaba económicamente para la corporación y la gobernación más de $4.500 millones y con los nuevos datos se convierten en un valioso aporte y un gran avance para la solución de esa problemática de inundación”.

Inicialemente el proyecto tendrá un apoyo de $500 millones para fortalecer sectores económicos de la región, que se deprimen en situación de inundación en el departamento.

Entre tanto, se acordó la creación de un equipo multidisciplinario, conformado por un agrólogo y cuatro ingenieros, entre civiles, ambientales, forestales y un especialista en Hidrología, quien coordinará el diagnóstico definitivo y posteriormente hará seguimiento a su implementación cuando se concrete la ejecución de las acciones a seguir.

Es importante enfrentar las situaciones de riesgo, con el fin de que los empresarios de la zona no tengan más perdidas económicas y que tampoco se afecte la actividad de los campesinos y productores santandereanos.

Avanza propuesta para mitigar inundaciones
En un 30% se lleva adelantada la alianza que permitirá prevenir pérdidas de plantaciones de palma y ganado en Santander, en un perímetro que asciende las 55.000 hectáreas, donde en mesas de trabajo se espera que para el 2013 continúe el avance de la propuesta, que favorece a los ganaderos y palmeros en la prevención de inundaciones en el bajo Rionegro, Puerto Wilches y Sabana de Torres.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.