Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En China quedaron impactados con la iniciativa y es en Colombia donde buscan aplicarla y convertirla en una microempresa. Se trata del proyecto ‘Aprovechamiento y utilización de los residuos de la industria del café’, que desarrollan un grupo de estudiantes y dos profesores de la Institución Educativa El Naranjal, un colegio ubicado en la vereda del mismo nombre en Quimbaya (Quindío). Lo que el proyecto ratificó con creces es que del café se puede aprovechar todo.

Convertir el grano en una deliciosa bebida, que es el uso más conocido del cultivo, implica realizar un proceso de transformación -luego de ser recolectado- que empieza con el beneficio (despulpado, remoción de mucílago, lavado y secado) para obtener el café pergamino; y termina con la trilla, que lo lleva a verde, como es tradicionalmente exportado.

En esa operación, además de obtener la materia prima para fabricar la bebida, se generan residuos que van al medio ambiente y a fuentes hídricas, siendo una de los factores de mayor contaminación en el campo.

Lo que estos estudiantes y profesores demostraron es que a esos desechos se les puede dar un uso, sin costos adicionales, tan efectivo, diverso y versátil como preparaciones de tazas existen. Briquetas incandescentes para combustión (leños ecológicos), aromatizantes y repelentes; alimentos para animales y abono en pila son algunos de los desarrollos de estos estudiantes a partir de desechos como las aguas mieles, la borra (residuo que queda tras la preparación de la bebida), el mucílago, el cisco (cáscara retirada en la trilla) y la pulpa. En esa gama, las briquetas tienen el camino más adelantado y resultan de la combinación de uno o varios de los residuos. “El cisco se mezcla con la miel del mucílago, se le aplica harina para que compacte, se lleva a un molde y se pone a secar de tres a cinco días. Ahí se obtienen las briquetas para combustión que son como carbón. Si se añaden fragancias naturales quedan como aromatizantes y si se agrega borra sirven para repeler insectos. Cualquier cafetero lo puede hacer usando los desechos en su autoconsumo”, dijo Carlos Covaleda, uno de los estudiantes. 

Esta idea de negocio se denomina Redecaf, es patrocinada por la Cooperativa de Caficultores de Quimbaya y con ella la Institución Educativa El Naranjal obtuvo en 2015 el primer puesto en el concurso Diseña el Cambio de la Fundación Terpel. Hace parte, además, de la Escuela de Emprendimiento del Bbva. Con las briquetas, Covaleda, Santiago Sepúlveda (otro estudiante) y el profesor Isnardo Rivera, fueron a China a representar a Colombia en el encuentro internacional Diseña El Cambio. Pero quieren dar el salto para convertirlas en un negocio. “Queremos crear una microempresa”, puntualizó Covaleda, a lo que el profesor agregó que con la escuela de emprendimiento han conocido del tema empresarial “y buscamos más apoyo y capacitación en la parte de negocios”.

Los usos de los residuos

1. El cisco es utilizado en la fabricación de leños ecológicos que actúan como carbón para generar combustión sin contaminar.

2. Procesando cisco, borra y el mucílago se producen briquetas para aromatizar ambientes y repeler insectos.

3. La miel del mucílago tiene uso en la fabricación de alimentos para animales, limpieza de estanques y abono en pila. 

4. La miel del mucílago es también utilizada en la fumigación de cultivos porque ayuda a que no se laven rápido los abonos.

Las opiniones

Isnardo Rivera
Docente Colegio El Naranjal
“El proyecto ha recibido mucho apoyo y estamos viendo que necesitamos más capacitación en la parte del negocio porque ahí quedamos cortos”. 

Mauricio flores Marín
Director Responsabilidad Corporativa Bbva

“Escuela para el Emprendimiento permite a los estudiantes adquirir las competencias necesarias para diseñar un proyecto de vida sostenible”

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.