Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En busca de fortalecer la seguridad alimentaria de las  etnias Achagua y Sikurani, la  Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y la Embajada de Nueva Zelanda han puesto en marcha una alianza que busca proteger a estas comunidades, su cultura y nutrición.

Lucy Duncan, embajadora de Nueva Zelanda, y  Jorge Enrique Bedoya, el presidente de la SAC, visitaron los proyectos en Santa Inés y Carubare, en el departamento del Meta, y conocieron las distintas iniciativas que tienen como fin fortalecer la seguridad alimentaria.

Cabe mencionar que el  objetivo de esta iniciativa es dinamizar los cultivos de estas comunidades, que tradicionalmente se desarrollaban alrededor de los cultivos de yuca y la pesca.  Además de incluir en sus huertas  alimentos como el tomate, el pimentón, el ahuyamín, el pepino cohombro, la habichuela, el ají, el cilantro, el perejil, la yuca dulce, el plátano, la sandia, la papaya, la piña y el melón.

De acuerdo con el comunicado de la SAC,  participaron en total  19 familias de estas comunidades (12 familias de la etnia  Sikuani y 7 familias de la etnia Achagua), que pertenecen a los resguardos Wacoyo y Umapo,   respectivamente.

El ‘Programa de Ayuda Oficial de Nueva Zelanda’ entregó un total de US$10,000 a las dos comunidades indígenas, a través de la Fundación Pervivir, quienes también aportaron fondos.

El objetivo a largo plazo es que las familias puedan mejorar las condiciones nutricionales y de desarrollo de niños y niñas a partir de los sistemas productivos, contribuir al desarrollo sostenible de la comunidad y
superar inmensas necesidades que siguen existiendo en esta región.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.