Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las puertas del mercado estadounidense para el consumo de carne de pollo producida en Colombia comienzan a abrirse, gracias a la gestión adelantada conjuntamente entre la Federación Nacional de Avicultores de Colombia – Fenavi, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y la Embajada de Colombia en Washington.

Con el trabajo que se ha desarrollado, en el marco de la última sesión del Comité Permanente para Asuntos Sanitarios y Fitosanitarios del Acuerdo de Promoción Comercial firmado entre Estados Unidos y Colombia, el Gobierno Nacional con el apoyo del Embajador en Washington, Francisco Santos, y la gerente del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, Deyanira Barrero, pidió formalmente luz verde al Servicio Veterinario de los Estados Unidos para lograr admisibilidad sanitaria y el acceso real al mercado estadounidense para la carne de pollo y sus productos derivados.

En respuesta a la anterior solicitud presentada por el Gobierno de Colombia, las autoridades de los Estados Unidos respondieron positivamente y con gran interés en el sentido esperado por el sector avícola colombiano y del país en general, con lo cual se iniciarán los respectivos trabajos de implementación de la decisión plasmada en el Reporte del mencionado Comité.

“Recibimos con mucha ilusión estas buenas noticias y confiamos en que con todo el trabajo que hemos venido adelantando con los avicultores colombianos desde Fenavi, estaremos listos para aprovechar una oportunidad histórica para nuestros productos en el mercado de los Estados Unidos”, comentó Gonzalo Moreno, presidente Ejecutivo de Fenavi.

“Para alcanzar este ambicioso objetivo, la autoridad sanitaria, junto con todas las partes involucradas en la cadena de producción avícola, incluido Fenavi, hemos desarrollado una estrategia con el objetivo final de declarar a todo el país libre de enfermedad de Newcastle de notificación obligatoria”, indicó Deyanira Barrero León, gerente general del ICA.

La estrategia se basa en todas las directrices prescritas por el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, y ha tenido como objetivo la erradicación de los brotes de enfermedad de Newcastle en Colombia en los últimos 12 meses.

Algunas de las actividades clave y críticas que el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, ha emprendido junto con los avicultores colombianos son: vigilancia epidemiológica activa y pasiva, vacunación estratégica, atención oportuna a las sospechas de la enfermedad, desarrollar e implementar el Sistema Nacional de Trazabilidad de Aves de Corral, diagnóstico oficial y rápido veterinario; normativa que revisa, actualiza y comunica los riesgos al público en general, entre otros.

Este paso que se ha dado por parte del ICA es clave para lograr entrar a uno de los mercados más exigentes y de mayor consumo en el mundo. En los próximos meses se espera ir cumpliendo con cada una de las exigencias de las autoridades sanitarias norteamericanas y poder lograr uno de los mayores objetivos del sector avícola como es el de convertirse también en exportador a escala mundial.

La industria avícola produce 1,6 millones de toneladas de carne de pollo al año que son para el consumo interno. Con la apertura del mercado americano se abre una oportunidad de una mayor producción, que va a generar más empleo en el sector agropecuario del país y ubica a Colombia como uno de los países líderes en la producción avícola.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.