Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Guadalajara, Jal. Pese a su lejanía geográfica, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania amenaza con encarecer la producción de alimentos en Jalisco, estado considerado líder agroalimentario del país.

Y es que los fertilizantes que se emplean en el campo jalisciense son importados de esa región del mundo por lo que, a consecuencia de la guerra, su precio aumentó hasta 300%, afirmó el presidente del Consejo Agroalimentario de Jalisco (CAJ), Roberto De Alba Macías.

“Con esto del conflicto puede existir el riesgo de que puedan aumentar, aún más, los insumos básicos que son los fertilizantes para la producción agrícola (...) Estaban en 7,000 y ahora la urea está arriba de 21,000 pesos la tonelada”, detalló De Alba Macías.

Refirió que debido al alza en los insumos, el precio de los productos básicos encarece también para el consumidor final tal y como ha ocurrido con el precio del limón, pero otra afectación, según dijo, es el abandono de las tierras por parte de los pequeños productores.

“Los productores pequeños es imposible que puedan aspirar a producir; se han abandonado muchísimas hectáreas de siembra y, por ello, ante la falta de producto en el mercado y una gran demanda por parte del consumidor es que estamos viendo el incremento en los distintos productos básicos como granos y frescos”, señaló.

Ante el encarecimiento de los fertilizantes químicos, el Consejo Agroalimentario de Jalisco se enfocará en promover el uso de productos orgánicos que son más baratos y amigables con el medio ambiente.

“Los fertilizantes los importamos principalmente de aquella región del mundo (Rusia); son los principales productores de fertilizantes químicos. Ahora tenemos una gran oportunidad de migrar, de la producción con fertilizantes químicos a buscar alternativas orgánicas, biodegradables”, afirmó Roberto De Alba, luego de asumir el cargo como presidente del CAJ.

“Esa va a ser una de las metas del Consejo Agroalimentario que, por un lado, cuidemos y restauremos la tierra, el medio ambiente y los recursos naturales y que podamos tener paquetes tecnológicos para la producción más baratos utilizando fertilizantes no químicos”, subrayó.

De acuerdo con el presidente del CAJ, cuando fue dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Jalisco, se logró reconvertir alrededor de 50,000 hectáreas para que dejaran de utilizar químicos y, en su lugar, emplearan fertilizantes orgánicos.

En Jalisco se logró reconvertir alrededor de 50,000 hectáreas para que dejaran de utilizar químicos y, en su lugar, emplearan fertilizantes orgánicos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.