Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La industria del cannabis es un mercado poco explorado en el país. Hoy solo hay 56 hectáreas sembradas con esta planta, y aún se espera que el Invima presente la guía de fórmulas para productos magistrales. Sin embargo, el sector ya se está preparando para una potencial apertura del mercado.

De hecho, desde Colombia Productiva se adelantó una consultoría junto a PwC para identificar los cuellos de botella que enfrentan los empresarios de la industria, y cómo se pueden resolver conjuntamente para aprovechar el potencial del sector. “Identificamos 32 oportunidades de mejora y ya invitamos a los empresarios a una mesa que vamos a tener el 11 de octubre. Esperamos tener el plan de negocios listo para diciembre de este año”, destacó Camilo Fernández de Soto, presidente de la entidad.

LOS CONTRASTES

  • Camilo Fernández de SotoPresidente de Colombia Productiva

    “Tenemos que generar productos de valor agregado, mirar cómo ampliar esa gama. Hay que entender que el mercado va a moverse y sacar provecho”.

Entre las principales dificultades que destaca Colombia Productiva está la cantidad de trámites que deben sortear los empresarios ante entidades como MinJusticia, el ICA, Minsalud y el Invima, por lo que desde el Gobierno se está trabajando en el desarrollo de una Ventanilla Única para estas diligencias.

Otro punto que resalta la entidad es la dificultad para importar semillas que tienen los empresarios y la necesidad de mayor conocimiento de las exigencias de países destino .

“Hoy solamente estamos importando semillas de Canadá y Bulgaria, los pequeños productores que no tienen cómo acceder a estas importaciones tienen que recurrir a las empresas grandes que les venden la semilla certificada. Tenemos que entender cómo podemos empezar a abrir otros mercados para acceder a la importación de semillas certificadas”, comentó Fernández de Soto.

En relación con las exportaciones, el funcionario aseguró que las empresas tienen desconocimiento de las exigencias de los mercados de destino, y que deben formarlas en las exigencias que hay en estos países.

Otros cuellos de botella que identificó el estudio fueron la falta de armonización y homologación de requisitos sanitarios con otros países; la dificultad de acceso a la bancarización y monetización del sector; la falta de claridad en los conceptos tributarios aplicables y el eslabón de la cadena al que se aplica, y la poca disponibilidad de laboratorios nacionales con los protocolos adecuados para la industria. Frente a este punto, el Gobierno aseguró que está trabajando en acreditar más laboratorios para prestar estos servicios.

Álvaro Torres, CEO de Khiron, empresa que ya está comercializando productos cosméticos a base del CBD del cannabis, asegura que “sí hay una voluntad del Gobierno de que esta industria crezca” y destaca que se percibe un apoyo al sector.

“Tenemos que empezar a mostrar ante el mundo cómo en Colombia estamos no solo dispuestos sino abiertos a que el mercado crezca. En 2016 había solo 16 países a nivel internacional con el cannabis medicinal legalizado, hoy hay más de 45”, asegura.

Por su parte, Bibiana Rojas, country manager de Canopy Growth, sostuvo que considera que 2020 “va a ser un año muy importante para la industria”, pues se espera que varias empresas empiecen a exportar. “A medida que sigue avanzando esta industria vamos a ver a Colombia como un jugador internacional muy importante”, sostuvo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.