Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde hace 21 años, la familia Dorronsoro inició Del Alba, una compañía que además de generar casi 90% de la producción de macadamias en Colombia, también se dedica al procesamiento de todo tipo de nueces. Agronegocios habló con Jaime Dorronsoro, gerente de esta empresa vallecaucana, que ya tiene 15 cultivadores independientes y un modelo de negocio, en el que mediante arrendamiento, entregan a los interesados un cultivo de macadamias en plena producción. 

Ofrecen un arrendamiento de las fincas ¿cómo funciona y qué oportunidades genera? 

La producción de macadamia inicia al cuarto año y va subiendo hasta llegar a punto de equilibrio al año siete u ocho. Hemos logrado pagar un arrendamiento comercial que se va ajustando todos los años con el IPC y al final del año 20 se entrega una finca en plena producción que va a dar por 15 o 20 años más. 

¿Cuál es la región más apta para cultivar y dónde tienen sus cultivos?

Es el Eje Cafetero, y nosotros tenemos los cultivos en el Quindío, ubicados entre 1.200 y 1.500 metros de altura. Esto es lo que antes se llamaba ‘zona cafetera’, que ya no lo es. Ahora es zona cafetera marginal. Estamos tratando de cautivarla para el cultivo de macadamia.

¿Cuántas hectáreas hay sembradas en Colombia y cuánta es la producción?

El país cuenta con cerca de 1.000 hectáreas. De estas solo hay 300 en producción. Estamos hablando de una producción cercana a las 800 toneladas de nuez en concha. 

¿Por qué aún es un cultivo pequeño en el país?

Es un cultivo que puede crecer mucho, pero toma tiempo y al inicio debe hacerse una inversión alta. No existen créditos de fomento con intereses blandos. Solo hay Incentivo a la Capitalización Rural (ICR), que no es atractivo porque el costo de capital es muy alto. 

¿Cuánto debe invertirse para iniciar?

Unos $14 millones por hectárea. Para llevarlo de la siembra hasta que entra en producción. En el año siete ya se hace toda la inversión. En adelante la planta produce unos 40 años o 50 años. 

¿Qué oportunidades de crecimiento le ve a la macadamia?

Veo muchas posibilidades, no solo en consumo nacional, sino en exportación, porque la oferta mundial es insuficiente. Tan solo en Europa se ha duplicado el consumo en 20 años. Además, el helado de macadamia es el segundo más vendido en Colombia y nosotros preparamos el caramelizado de nuez con el que se elabora este producto. 

¿Cómo están los precios en el mercado?

La macadamia en los supermercados colombianos se consigue mucho más barata que en Estados Unidos o Europa. Esa es una ventaja, los precios son muy atractivos para los consumidores. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.