Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Debido a la presencia de Newcastle en varias regiones del país, el ICA hace un llamado a los avicultores para que intensifiquen las medidas sanitarias, con el fin de controlar y evitar la diseminación de la enfermedad.

La enfermedad del Newcastle es una infección altamente contagiosa y con frecuencia severa que existe en todo el mundo y afecta a las aves, incluidas las aves de corral domésticas. Es causada por un virus de la familia de los paramyxovirus.

Los departamentos en los que se ha detectado la presencia de la enfermedad son: Cáqueza, Ubaque, Granada, en Cundinamarca; Cómbita, en Boyacá; Pitalito, Huila; Ibagué y San Luis, en el Tolima, y Villavicencio y San Carlos de Guaroa, en el Meta.

El Instituto hace las siguientes recomendaciones:

Notificar de manera inmediata y oportuna ante la oficina local del ICA más cercana o a través de los diferentes canales que el ICA tiene habilitados para tal fin, la presencia de aves enfermas en los predios, principalmente con cuadros neurológicos (cuellos torcidos, postración y parálisis), cuadros respiratorios (secreción nasal, ocular, ruido respiratorio y dificultad respiratoria “pico abierto”) o cuadros digestivos (diarrea, disminución del consumo de alimentos y enflaquecimiento progresivo), así como cualquier mortalidad inusual o súbita.

Impedir el ingreso de personas, animales o vehículos ajenos al predio, así como la restricción de visitantes innecesarios.

Vacunar todas las aves contra la enfermedad de Newcastle y realizar las revacunaciones establecidas en la normativa vigente mínimo cada 10 semanas

Está prohibido movilizar animales con signos clínicos, ya que puede contaminar las aves que entren en contacto con un animal enfermo, difundiendo la enfermedad por todo el país.

Absténgase de asistir a encuentros, concentraciones y actividades que aumenten el riesgo de contacto con animales, personas, vehículos u objetos contaminados, recuerde que este virus es capaz de transportarse en partículas de materia fecal contaminada adheridas a las ropas, calzado y demás superficies que no hayan sido adecuadamente limpias y desinfectadas.