Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La uchuva comenzó a ser un cultivo comercial desde la década de los ochenta, especialmente desde 1985, cuando tuvo acogida en los mercados internacionales. Hoy este fruto que se da especialmente en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Antioquia y Nariño, por tener alturas entre 2.000 metros y 2.900 metros que favorecen su cultivo. Se exportó 5,2 millones de toneladas en 2016, un equivalente a US$23.600 millones percibidos en ese mismo año. 

Este desempeño ha ubicado a la uchuva en el noveno lugar dentro del ranking que más aportan en comercio exterior a la economía nacional. Aunque hubo una reducción del 5,4% en el valor de las exportaciones frente a 2015, la fruta se está volviendo a consolidar en un mercado que se había perdido y que es fundamental para el reconocimiento internacional en países como Estados Unidos, donde duplica sus exportaciones. 

Fernando Becerra, ingeniero Agrónomo experto en cultivo de uchuva de Andes Export, aseguró que “en el pasado se exportaba a Estados Unidos con un tratamiento cuarentenario. Este detenía la fruta en el puerto y la exponía a una temperatura de 1°C para poder liberarla al mercado”. Ahora se está exportando sin ese tratamiento lo que ha impulsado el crecimiento comercial de la fruta en este país y también en Europa, Asia y algunos lugares de Latinoamérica. 

Es por esto que el mayor crecimiento de las exportaciones fue a EE.UU. con 176,4%, representados en US$1,2 millones, según el último informe de Analdex. Para Carlos Lozano, coordinador del Comité de Exportadores de Uchuva de Analdex, los esfuerzos están concentrados en abrir puertas para que la fruta tenga nuevos mercados a nivel mundial. 

 Lozano aseguró que “en Colombia estamos promocionando esta fruta como un aliado en la cocina, para generar hábitos de consumo en la gastronomía internacional para seguir incrementando la demanda”. 

Esto se evidenció en la última Macrorrueda de negocios, organizada por Procolombia en la que los 679 compradores internacionales participantes, pudieron probar dentro del plato principal del evento, un postre elaborado a partir de la uchuva. Esta es una ventana muy importante, ya que comerciantes que venían por primera vez al país y no conocían el potencial de la fruta pudieron hacerlo. 

Roman Le Hen, representante comercial de Grupo LT, compañía comercializadora de frutas exóticas en Francia y Europa, aseguró que “estamos muy interesados en el lulo, la guanábana y la uchuva, frutas que no se conocen muy bien en el mercado francés y europeo en general, que por sus características y su lado exótico tiene bastante salida” además, aseguró que hay un mercado creciente de personas interesadas en la alimentación saludable y principalmente, en el canal full services, oreca, hoteles y restaurantes, que buscan sobre todo productos procesados a partir de esta fruta como pulpas, deshidratadas y barras de cereal. 

Otros de los países que también incrementaron sus exportaciones fueron Francia en  188%; España, 330% y Suiza, 121,6%. Por eso Lozano aseguró que “esperamos crecer en exportaciones, pero también en área y producción” y ese es el reto. En Colombia, el área total sembrada no excede las 1.000 hectáreas, y se concentra en pequeños productores que no manejan grandes extensiones. 

En el caso de Boyacá e Ipiales, las regiones que atiende el Ingeniero Becerra, hay entre 500 y 2.000 plantas. Es por eso que para las exportaciones es común que las fincas productoras se organicen en asociaciones, con las que pueden ofrecer una cantidad suficiente de fruta para satisfacer la demanda del mercado. 

Sin embargo, en un cultivo que da cosecha todas las semanas en un período de 12 a 18 meses, las oportunidades de consolidar mercado son bastantes.

Germinación de la semilla

En el vivero se ponen a germinar las semillas certificadas. Cuando ya hay plántula, se hace el ‘encapachado’ que es pasarla la planta a una bolsa independiente que tiene tierra virgen y sustrato cascarilla de arroz desinfectada. 

Transplante de plántulas

Después de tres meses de germinación, se transplantan las plántulas que ya tienen 12 centímetros de altura a la tierra. Esta debe tener materia orgánica y cal o alguna fuente de fósforo y se utiliza un riego por goteo. 

Recolección de la fruta 

Tras seis o siete meses de crecimiento, en lo que se realizan podas de formación y monitoreo de insectos, se puede hacer una recolección manual de la fruta, en la que se retiran los capachos con tijeras. 

Verificación de calidad 

Una vez se llenan las canastillas, se envían a las plantas exportadoras donde se revisa en detalle que las frutas cumplan con los parámetros de inocuidad de líquidos, no tengan hongos y no presenten ralladuras o magulladuras. 

Envío de fruta al exterior

Las frutas se trabajan en la planta máximo dos días, después son empacadas y despachadas al puerto. En promedio pueden tardar hasta tres días en llegar a Santa Marta o Cartagena y de 18 a 20 días al destino final en Europa. 

“En uchuva siempre se está cosechando”

Joaquín Celi García, es gerente de la Finca la Floresta, una las cinco registradas para exportar a Estados Unidos de la Asociación Agroindustrial de Fruticultores La Floresta, en Santa Rosa de Viterbo, Boyacá, lugar donde ha vivido toda la vida. En uno de sus predios, tiene el vivero que provee a todos los productores de la zona de las plántulas de uchuvo, que producirán hasta cuatro toneladas semanales, una vez inicien su tiempo de cosecha. 

¿Hace cuanto se dedican a exportar uchuva?
Llevamos 17 años cultivando uchuva, pero hace 10 nos asociamos con otras 30 fincas productoras para poder exportar. Trabajamos con dos exportadoras de la región, Ocati y ahora Andes Export, a la que semanalmente le entregamos las toneladas de fruta que producimos. 

 ¿Qué variedades siembran y de donde obtienen las semillas?
Sembramos uchuvas tipo Colombia y Kenia con semillas certificadas, y ahora estamos probando los nuevos ecotipos de Corpoica que son la Dorada y la Andina que prometen mejorar el comportamiento frente a las plagas y la producción. Estas nos fueron obsequiadas por el lanzamiento, pero la bolsa de 100 gramos normalmente vale $5.000.

¿Cómo es el manejo del cultivo y cada cuánto da cosecha?
Da uchuvas cada ocho días y dura entre 12 y 15 meses en constante producción. Una vez se siembran las plántulas en la tierra, a los 6 meses ya hay producto. Esa es una ventaja grande del cultivo, en uchuva siempre se está cosechando.

¿Cuánto vale producir uchuva?
El costo de producción por planta está entre $9.000 y $10.000.

¿Cuánto ganan por kilo cosechado?
Este es un negocio estable. Las exportadoras pagan a $2.500 el kilo y producimos una tonelada semanal. Por eso en una finca con dos hectáreas podemos percibir hasta $2.000.000 mensuales.

¿Cómo es el proceso de exportación?
Se empacan las uchuvas en canastillas de 6 a 7 kilos y se despachan en camión hasta la planta en Tunja. Allí se les abre el capacho para verificar que no tengan hongos, magulladuras o rajaduras. Se empacan en canastillas de 100 gramos, van al cuarto frío y se envían al puerto.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.