El caso más reciente fue el acuerdo conseguido por una asociación de productores de la vereda Riomanso en Rovira, quienes la semana pasada cerraron un convenio para vender gulupa tipo exportación a la empresa coreana Transagro.

Según explicó Carlos Roncancio, representante de la Asociación de Productores y Comercializadores Agropecuarios de Riomanso, gracias al apoyo de la Cámara de Comercio de Ibagué (CCI) y la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol), lograron cerrar un convenio con el que esperan vender entre 100 y 120 toneladas para exportar.

“Por la gestión de estas entidades representantes de la empresa vinieron a los cultivos, vieron que tenemos un producto de excelente calidad y prácticas responsables con la región, por lo que logramos cerrar un acuerdo importante que llega en un momento difícil de la Asociación”, señaló Roncancio, quien precisó que la agrupación está conformada por 45 pequeños productores entre los que tienen 65 hectáreas de gulupa sembradas en Riomanso, el mayor centro poblado de Rovira.

Roncancio cuenta que con mucho esfuerzo la Asociación se conformó a partir de siete productores y que fueron creciendo a medida que lograron negocios con comercializadoras con las que pudieron ubicar su producto en mercados europeos, sin embargo, precisa que corrían muchos riesgos, pues ellos debían tener la responsabilidad de la movilización de la fruta que en ocasiones durante el viaje ya no pasaba los estándares de exportación.

“Acordamos enviar al menos 50% de nuestra cosecha, que al año es de 200 toneladas, y ellos se comprometen a pagarnos cada ocho días a un precio entre $5.300 y $5.500 el kilo. Son muy buenas condiciones porque veníamos trabajando con las uñas”, concluyó el representante de los productores.