Líneas de créditos especializadas, cuentas de ahorros creadas para el manejo de los recurso de los caficultores y hasta tarjetas débito con beneficios, están entre los productos financieros que los bancos le ofrecen al campo colombiano.

Más allá del apoyo que otorga el Fondo para el financiamiento del sector agropecuario (Finagro) como entidad de segundo piso, entidades financieras como Bancolombia, Banco de Bogotá, Bbva y Davivienda han decidido crear líneas de producto especializadas para cultivadores y empresarios del agro colombiano.

Bancolombia, por ejemplo, según Juan Manuel Calle, gerente de estrategia de clientes Pyme y gobierno red de la entidad, tiene como objetivo entregar herramientas ideales según la necesidad de financiación que tenga el desarrollo y fortalecimiento de los proyectos productivos.

Por esto, agregó que “Bancolombia cuenta con líneas de créditos especializadas para dicho sector, que buscan satisfacer los requerimientos de capital de trabajo e inversión, con tasas especiales, de acuerdo al tamaño del productor (pequeño, mediano o grande), y periodos de pago de acuerdo a las necesidades del ciclo productivo del subsector agro en el que se desarrolla su negocio”.

Dentro de su portafolio, ofrece productos como líneas de capital de trabajo especializada por actividad agro, que se enfoca en financiación a corto plazo; una Línea Agroverde que se especializa en financiación de inversiones con impacto ambiental positivo, y otra de factoring que permite que los usuarios gestionen sus cuentas por cobrar y ampliar el plazo de pago.

Estas soluciones han permitido que Bancolombia, a junio, cerrara con más de $1,9 billones en créditos otorgados a estos clientes, lo que según Calle “representa 25% de lo financiado por la totalidad del sector financiero colombiano”.

Banco de Bogotá también ha creado productos especializados para los usuarios dentro de este sector, por lo que cuenta con tres productos como: cuenta de ahorros cafetera, una tarjeta débito cédula cafetera inteligente y el crediagro.

Dentro de las características que tienen estos productos están registrar abonos por ventas de café en los puntos de compra de las cooperativas de caficultores, retiros gratis en cajeros de la entidad y cuota de manejo gratis para la tarjeta débito. Además, permite su uso en más de 260.000 establecimientos comerciales y la no exigencia de experiencia crediticia para acceder a un crédito.

La tarjeta débito de esta compañía, que pertenece a la franquicia Visa, también está asociada a la cuenta de ahorros cafetera, y permite que sus usuarios puedan usar esta tarjeta en más de 260.000 establecimientos comerciales en el país, y también podrán acceder como afiliados a las redes credibanco y ATH.

Sumado a esto, están exentos del 4 x 1.000 siempre y cuando sea la primer cuenta con esta liberación de pago. Nelson Bello Holguín, gerente de inclusión financiera de la dirección de mercadeo del Banco de Bogotá, afirmó que el banco está “comprometido con el sector agro de Colombia, pues es una parte valiosa de lo que representamos y además aporta al desarrollo de todos los frentes del país. De forma constante buscamos las herramientas adecuadas que permitan el progreso de este sector, con el objetivo de convertirnos en un aliado en la construcción constante de sus proyectos”.

LOS CONTRASTES

  • Juan Manuel CalleGerente Estrategia clientes pyme Bancolombia

    “Estas líneas buscan satisfacer los requerimientos de capital de trabajo e inversión, con tasas especiales, de acuerdo al tamaño del productor”.


  • Nelson Bello HolguínGerente de Inclusión Financiera Banco de Bogotá

    “Buscamos las herramientas adecuadas que permitan el progreso de este sector, con el objetivo de convertirnos en un aliado en estos proyectos”.

También apostando por el sector cafetero, Davivienda cuenta con la tarjeta de crédito agropecuaria y cafetera, y dentro de las características que tiene está que tiene un cupo de crédito rotativo; está diseñada para pequeños, medianos y grandes productores; el plazo de cada uso depende de la aprobación del Departamento de Crédito y de la actividad del cliente; la vigencia del cupo es de 12 meses y además cuenta con amortización acorde con la actividad que realice el cliente que está adquiriendo el producto.

Según cifras de Finagro, en lo que va de año se han otorgado 195.395 préstamos bancarios especiales a través del fondo, mientras que el monto de créditos otorgados de todos los bancos fue superior a los $7,5 billones.

El ranking de entidades que más otorgan este tipo de herramienta financiera, en lo que va del año, es liderado por Bancolombia con más de $1,8 billones en otorgamiento de créditos; Banco Agrario, con $1,3 billones; Bbva, $1,2 billones; y Banco Davivienda, con más de $998.000 millones.

En el listado, le siguen las entidades Itaú, con $529.000 millones; Colpatria, con $457.000 millones; Banco de Bogotá, $428.000 millones y el Banco de Occidente con más de $199.000 millones.

Así van las cifras del sistema financiero
La Superintendencia Financiera dio a conocer los resultados del sistema financiero a abril de este año, en donde informó que los activos ascendieron a $1.615 billones, lo que significó un crecimiento real anual de 5,7%, y un incremento de activos de $21,3 billones, respecto a los reportados durante marzo de este año. Respecto a la cartera total, se presentó un crecimiento en la cartera de créditos de 2,5% real anual y el saldo total fue superior a $444,3 billones,. Las variaciones fueron 8% en vivienda, 5,6% en consumo y en microcrédito 3,5%.