Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En el marco de la primera presentación al público del Centro de Experimentación ‘Palmar de la Sierra’, el más reciente de Cenipalma, que busca investigar alternativas para mejorar el uso del agua y riego en los cultivos de palma, Juan Carlos Espinosa, líder ambiental de Fedepalma y José Julián Monroy, superintendente del Centro, dieron a conocer algunas recomendaciones para usar adecuadamente el recurso hídrico. 

Monroy aseguró que “Cenipalma ya está desarrollando material capaz de soportar las condiciones de estrés hídrico de la zona norte del país”, pero mientras se logra mejorar la genética de las palmas, para las regiones donde hay alta exposición a sequías, es necesario conocer las cantidades requeridas para lograr una mejor productividad y la forma para aprovechar el recurso, tanto en riego como en drenaje. 

Según investigaciones de Cenipalma una planta necesita entre cuatro y cinco milímetros de agua al día para lograr una producción óptima. Muchas veces y como lo aseguró Espinosa “en el sistema de riego por inundación, uno de los más populares, se generan demasiadas pérdidas del recurso”.

Es por esto que instalar sistemas de riego por goteo, aspersión o compuertas abiertas, es más útil para aprovechar el agua. Monroy aseguró que “un sistema de riego por aspersión puede llegar a costar como mínimo $2,3 millones por hectárea y alcanzar los $8 millones”, dependiendo de la tecnología que maneje.

El nuevo Centro busca que algunos palmicultores de la región puedan ser ‘parcelas piloto’ de las investigaciones que ahora está desarrollando la Cenipalma, para evitar el impacto negativo de las sequías en la producción.

Sin embargo, Julián Becerra, coordinador nacional de manejo fitosanitario de Fedepalma, aseguró que “cada condición geográfica, cada lote y cada finca, define cuál es el mejor riego que debe usarse”. 

Recordemos que por cada 100 milímetros de escasez del líquido en el cultivo, la producción se reduce 10%. Si esto se lleva a un periodo de cuatro a ocho meses de sequía las pérdidas incluso podrían estar entre 40% y 100%.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.