La Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC)  expresó esta semana por medio de un comunicado su apoyo al gremio arrocero, tras la medida tomada por el Gobierno nacional de iniciar la importación de arroz de Ecuador.

De esta manera, su presidente, Jorge Enrique Bedoya, rechazó la decisión pues consolida un error de política pública para el sector colombiano.

La SAC respalda la preocupación de Fedearroz por el perjuicio que la falta de una política publica coherente pueda causar a las miles de familias que se benefician de esta actividad y que ya fueron afectadas por los bajos precios y los problemas de comercialización, señaló la comunicación. 

“Esto sí que es una inconsistencia, pues primero fue Colombia Siembra que trajo el incremento de la oferta y los problemas por todos conocidos; nada que sale Colombia Comercializa y pareciera que ahora tenemos primero un Colombia Importa para el arroz”, indicó Bedoya. 

De acuerdo con el grremio, hoy el país cuenta con inventarios por 818.000 toneladas de arroz blanco y la cosecha del semestre arrojará alrededor de 405.000 toneladas adicionales, lo que significa un inventario para el semestre de más de 1,2 millones de toneladas, garantizando con la producción nacional el autoabastecimiento hasta septiembre y generando excedentes.

“Insistimos en que el sector arrocero requiere una política pública seria y consistente con la necesidad de acercar a los productores al consumidor final, fomentar las economías de escala y la integración vertical”, concluyó el presidente de la SAC.