Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Muchas empresas palmeras que trabajan en la zona de Tumaco, Nariño se han visto obligadas a suspender sus contratos de trabajo debido a la situación de orden público que ha dejado como saldo maquinaría agrícola incinerada y el cierre de la vía que comunica al municipio hacia el interior del país.

Jens Mesa Dishington, presidente de Fedepalma, denuncia la situación y asegura que estas condiciones “no permiten trabajar ni producir normalmente” en sectores productivos como pesca artesanal, camaronicultura, turismo y los cultivos de cacao y palma de aceite, entre otros. Esta parálisis en la producción agroindustrial ya perjudica las ventas y la exportación en este puerto, lo que podría acarrear multas y sanciones para los empresarios.

El dirigente del gremio solicita al Gobierno Nacional medidas extraordinarias para superar esta problemática que ya afecta a más de 4.000 trabajadores directos e indirectos del sector palmero. La propuesta sería la puesta en marcha de un ‘Plan Marshall’ que atraiga inversión productiva local y extranjera para superar las condiciones de pobreza que aquejan a las comunidades del Pacífico colombiano.

Mesa Dishington, asegura que la inseguridad afecta directamente la inversión y la producción en un sector que tiene 17.000 hectáreas sembradas con palma de aceite híbrido en la región. Por eso esperan medidas para impulsar a los habitantes a trabajar en actividades productivas lícitas como la agroindustria que agremia Fedepalma.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.