Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los precios de la soja de Brasil subieron al máximo en un año, gracias a que la fortaleza del dólar frente al real respaldó el atractivo de las exportaciones del mayor exportador de semillas oleaginosas del mundo, mientras que una pausa en el alboroto comercial entre Estados Unidos y China impulsó el punto de referencia mundial.

Las fluctuaciones monetarias y un repunte en la Junta de Comercio de Chicago por la soja cotizada en dólares impulsaron el mercado de Brasil. EE.UU. y China se esforzaron por elaborar un plan formal para reanudar el sólido comercio agrícola tras un conflicto que ya lleva 18 meses.

El martes en el puerto de Paranaguá, el saco de 60 kilogramos (132 libras) de soja se elevó 0,8% a 89,66 reales (US$21,48), el precio más alto desde el 18 de octubre de 2018, según Cepea, la rama de investigación de la Universidad de São Paulo. El precio en moneda local ha repuntado 3,3% este mes, mientras que la prima sobre de los futuros de Chicago para los envíos de noviembre cayó un 30%.

“Los agricultores brasileños no están cambiando sus estrategias debido a las noticias de la guerra comercial” después de ganar participación en las exportaciones de EE.UU., el segundo mayor cargador, dijo Steve Cachia, director de Cerealpar, una corredora de Curitiba, Paraná. “Los precios en moneda local son muy atractivos en comparación con años anteriores y el mercado mundial”.

La semana pasada, los operadores brasileños intentaron impulsar los contratos de exportación-venta antes de que EE.UU. y China firmen un acuerdo comercial formal, lo que podría reducir las primas de los puertos, dijo Aldo Pelizzari, un agente de América Corretora establecido en São Paulo.

La demanda de soja brasileña generalmente disminuye en esta época del año a medida que los agricultores comienzan a sembrar.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.