Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los agricultores en partes de las praderas de Canadá están luchando para obtener cultivos mientras las fuertes lluvias continúan azotando la región oriental en la última amenaza para los suministros mundiales de granos.

Prácticamente no se ha sembrado en Manitoba, ya que más del 90% de la tierra de cultivo sufre un exceso de humedad, dijo Trevor Hadwen, especialista en agroclima de Agriculture and Agri-Food Canada.

Solo el 4% de los cultivos de la provincia se han sembrado hasta el 17 de mayo, por debajo del promedio de cinco años del 50%. Los agricultores se apresuran a buscar áreas secas para plantar mientras intercambian acres de maíz y soya por trigo y canola, que son cultivos que tienen temporadas más cortas, según el ministerio de agricultura de Manitoba.

Otro sistema de tormentas está a punto de arrojar más lluvia en la región esta semana. “Las condiciones se están deteriorando”, dijo Hadwen por teléfono. “Ciertamente no está mejorando, lo cual es una gran preocupación”.

Mientras tanto, la sequía se está expandiendo en partes de Alberta, una importante zona de cultivo de trigo de primavera, cebada y trigo duro, dijo Hadwen. En Saskatchewan, algunas áreas están demasiado húmedas para sembrar mientras que otras están demasiado secas para una germinación adecuada, según el ministerio de agricultura de la provincia.

Canadá es el principal exportador de canola y uno de los mayores exportadores de trigo del mundo. Los problemas de siembra de la nación se producen cuando el clima también amenaza con frenar la producción en la Unión Europea y los EE. UU., lo que agrava la reducción de la producción por la invasión de Rusia a Ucrania, uno de los graneros vitales del mundo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.