Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde el 8 de agosto se confirmó la presencia del fusarium raza 4, hongo que está afectando a más de 150 hectáreas de cultivos de banano en La Guajira. El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) anunció, hace casi un mes, que se adelantan varios trabajos para evitar que el también llamado mal de Panamá se propague con fuerza.

Pensando en eso, el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, anunció que buscará que se sumen $31.500 millones al presupuesto que su cartera tendrá el próximo año, que serían destinados para el ICA, y así se haga frente al hongo.

“Le pedimos al Minhacienda reforzar el presupuesto del ICA para atender el fusarium, es una emergencia por la que toca trabajar en el tiempo, porque está con permanente vigilancia. Esto requiere verificación y labores de diagnóstico, se necesitaría contratar personal adicional, seguramente equipo para establecer puestos de control, elementos de desinfección y ese plan requerirá un presupuesto que no está considerado aún en 2020”, explicó Valencia.

Y es que según cálculos del sector, si no se controlan los trabajos contra el hongo, el próximo año, al cierre del primer trimestre, podría haber una afectación en departamentos como Antioquia, cuya zona es la de mayor producción nacional.

Caída en el presupuesto general 
El anuncio de solicitar recursos para atacar el mal de Panamá generó que otros líderes gremiales recordaran que es preocupante un recorte en las cuentas del Minagricultura.

Hace unos días, cuando se conocieron los detalles presupuestales para todos los ministerios del próximo año, llamó la atención que una de las carteras más afectadas fue precisamente la de Agricultura, que pasó de tener recursos para 2019 de casi $2,3 billones a $1,8 billones, más de $460.000 millones menos.

LOS CONTRASTES

  • Francisco Zúñiga CotesPresidente ejecutivo de Asbama

    “En este momento necesitamos todo el apoyo del Gobierno Nacional para incrementar las medidas preventivas y de contención con el fin de que el fusarium no se propague por el país”.


  • Andrés Valencia Ministro de Agricultura

    “Le pedimos al Minhacienda reforzar el presupuesto del ICA para atender el fusarium. Es una emergencia que toca atender en el tiempo porque está en permanente vigilancia”.

Para varios es preocupante si se tiene en cuenta que este recorte se suma a un histórico de bajas presupuestales para la cartera agropecuaria, pues en 2015 venía de $3,8 billones. Pero Valencia justificó la caída de los recursos de su cartera con tres puntos. El primero, tiene que ver con que desde 2020 la política de vivienda rural finalmente pasará a ser responsabilidad del Ministerio de Vivienda y con él había un paquete de por lo menos $208.000 millones al año.

Además, el Ministerio de Agricultura también dejará de ser responsable de la Agencia de Renovación del Territorio, la cual tiene $114.000 millones en recursos. Por último, en el semestre pasado, el Minagricultura pidió una adición presupuestal para hacer frente a la crisis que ocasionó el precio internacional del café, razón por la que para 2020 habrá otros $146.000 millones menos.

Como el presupuesto pasaría a ser de casi $1,8 billones, lo que se está planeando por ahora es que ese monto se podría dividir en $1,2 billones para soportar los planes de inversión de la cartera y más de $569.000 millones para los gastos de funcionamiento.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya, señaló que al gremio le preocupa “que esa reducción en el presupuesto afecte planes para el fortalecimiento de las admisibilidades del agro en el exterior”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.