Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El desarrollo de la industria apícola es importante en la agricultura, ya que de esta actividad es posible extender varios servicios, como es la polinización de los cultivos, además de la producción de miel, polen y propóleo, entre otros derivados de esta industria.

El desarrollo de las actividades en torno a las abejas tendría un incremento en 2018, que la llevaría a crecer hasta una producción de 3.893 toneladas de miel en 2018. Esta cifra representaría un incremento de 63,6% frente a 2012, mientras que, frente a la producción de 2017 que fue de 3.542 toneladas, el crecimiento llegaría hasta 9,9%, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Agricultura.

El buen momento del sector lo están aprovechando los agricultores de la Asociación de Apicultores de La Secreta (Apisecreta), la cual desarrolla proyectos apícolas cerca de la Sierra Nevada de Santa Marta, con la meta de cumplir requisitos para exportar.

Este es el segundo desarrollo que hacen 36 miembros de la asociación, que ya tienen cultivos de café orgánico, que venden en el exterior. Motivados por los buenos resultados, estos campesinos, cuyos predios fueron restituidos, le apuestan ahora a la miel.

José Antonio Castillo Pacheco, vicepresidente de Apisecreta destacó que esta asociación, que ya tiene cinco años, tiene 36 miembros, ya cuenta con 300 colmenas, en diez apiarios, con una alta producción que se ubica entre 35 y 40 kilos anuales por cada colmena, a pesar de que Magdalena no es de los departamentos con mayor producción.

Según el Consejo Nacional de la Cadena Productiva de las Abejas y la Apicultura (Cpaa), la región del país donde más pesa la apicultura es Córdoba, que en 2017 logró una producción de 369 toneladas de miel, seguido de Huila, que logró 358 toneladas y Antioquia, con 354 toneladas.

Para este año, de acuerdo con los cálculos del Cpaa, se espera que se llegue hasta las 114.509 colmenas en todo el territorio, con Risaralda como uno de los departamentos con mayor concentración de colmenas. Acá se tienen proyectadas 2.200 colmenas.

Con un ambiente favorable a la producción, el reto, según destacó Edinson Toscano Méndez, apicultor de la Sierra Nevada, tiene que ver con “terminar todos los apiarios para que haya una producción grande de miel y poder venderla donde nos den la oportunidad”, lo que implica un reto en el aumento del consumo per cápita.

Datos recolectados por el Ministerio de Agricultura encontraron que el consumo nacional es de 3.476 toneladas, lo que se traduce en un consumo per cápita de miel de apenas 57 gramos por persona al año, cifra muy inferior a los países líderes en consumo como Suiza con 1.400 gramos por persona y la República Checa, con 700 gramos por persona, campo que deben comenzar a copar los productores locales.

De igual forma, hay espacio para los apicultores para ganar terreno en el exterior, pues en este momento hay una balanza deficitaria, pues se exportaron apenas 38 toneladas, en contraste con 286 toneladas que ingresaron al país en 2016. Castillo quiere que su miel “sea exportada también como ya lo es el café orgánico a Canadá, Estados Unidos, Japón, Bélgica y Australia”.

Para mejorar su productividad, los apicultores hacen un llamado “a las empresas privadas y al Gobierno, para que inviertan en estos proyectos productivos”, como destacó Gledys Judith Ríos García, campesina de la vereda, quien cree que “la Sierra es rica en naturaleza y se puede aprovechar”.

Cada apiario produce 900 kilos de miel
Desde hace 25 años, La Secreta, en la Sierra Nevada. José Antonio Castillo, vicepresidente de la Apisecreta, contó cómo ha sido el proceso.

¿Cómo es la asociación?
Apisecreta tiene 36 miembros y nació hace cinco años como resultado de proceso de restitución de tierras. Gracias a la Embajada de Suecia y la FAO, se ha venido conformando las redes locales de integración productiva.

¿Cuál es el potencial?
Tenemos 300 colmenas, en diez apiarios, cada uno conformado por 30 colmenas que se han montados en los cinco sectores que conforman la vereda y dos veredas aledañas.

¿Qué producción tienen?
La producción por colmena está en un estimado entre 35 y 40 kilos anuales. Es decir que cada apiario produce 900 kilos aproximadamente. La producción total sería 9.000 kilos de miel al año. Cada 15 bajamos donde están lo apiarios a monitorearlos.

¿Dónde venden la miel?
Por ahora, la comercialización la hacemos por medio de la red Colsierra, que también vende miel. También las vendemos a través de Agrosec. Se ha cosechado un solo apiario con 80 kilos, los cuales son vendidos como muestra en el centro de acopio de la asociación. La idea es que sea exportada también como ya lo es el café orgánico a Canadá, Estados Unidos, Japón, Bélgica y Australia.

¿Cómo se produce buena miel?
Cuando uno comienza se demora entre ocho y nueve meses para dar la primera cosecha. Lo ideal es arrancar desde febrero que son los mejores meses y situarse situar el apiario lo más cerca de una fuente hídrica, no más lejos de 500 metros y con mucha vegetación alrededor para que las abejas polinicen mejor.

¿Como son las castas?
La reina pone de las crías y puede dar 3,500 huevos diarios. Es la única hembra fértil y vive hasta años. El zángano se aparea con la reina. Pueden vivir entre 60 y 65 días. Las obreras son las encargadas de hacer el aseo de la colmena y pecorear. Pueden vivir hasta 65 días.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.