Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mantener jóvenes los sistemas de producción de café es una decisión en la que no nos podemos equivocar, porque es de vital importancia para la productividad del cultivo. Como en gran parte del país terminó o está terminando la cosecha principal, es momento de realizar las renovaciones por zoca o siembra. Pero, independientemente del sistema a utilizar, Cenicafé recomienda una serie de actividades para que la renovación sea exitosa.

Si se va a realizar por zoca, se debe hacer cuando se termine de recolectar la cosecha principal y en época seca o verano, para minimizar los riesgos de infección por hongos, protegiendo el corte con la aplicación de fungicidas.

Si por el contrario, es con sistema de siembra, una vez termine la recolección de la cosecha principal, debemos eliminar los tallos viejos a ras del piso para  que el lote esté listo para sembrar en la época recomendada por Cenicafé para cada zona

Esta coincide con el inicio del período de lluvias.  Además, se debe realizar con anterioridad un análisis de suelo, por si hay que hacer  correcciones de acidez, ya que es el momento más oportuno. 

Y no se puede olvidar la densidad de siembra (número de plantas por hectárea) a la cual se va a sembrar el café. Esta debe ser la máxima posible, dependiendo de cada zona, ya que es fundamental para lograr la  máxima productividad del cultivo. En todo caso, una labor infaltable, es el manejo de la broca del café, porque, ¿sabían ustedes que la práctica que más genera dispersión de broca es el zoqueo de los cafetales?

Cenicafé encontró que en un cafetal desramado, sin cosecha sanitaria, pueden quedar en el suelo entre siete y nueve millones de brocas en los frutos remanentes de las ramas, y entre 50% y 65% en los frutos verdes, los cuales para época del zoqueo, podrían tener más de 120 días de formados, es decir, ya son fuente de alimento, refugio y reproducción para el insecto.

Estos son algunos consejos que debemos tener en cuenta durante la renovación de cafetales para el manejo integrado de la broca:

Zoquear en el momento oportuno 

En las zonas donde la cosecha principal sea en el segundo semestre. Esta labor debe hacerse por tardar en febrero. 

Cosecha sanitaria 

Una labor que consiste en recolectar o raspar todos los frutos que estén en el lote a renovar, antes de realizar el desrame. Cenicafé recomienda utilizar guantes de carnaza, pues así se puede retirar cerca de 92% de los frutos del lote ,y que la labor sea más eficiente, puesto que genera un ahorro en mano de obra cercano a 50%. Esta labor está enfocada en cortar el ciclo biológico de la broca.

Tratar y solarizar el café recolectado 

Porque de no hacerse esta labor, se puede contribuir al escape y retorno de brocas adultas al lote. La solarización consiste en secar y/o exponer a altas temperaturas el café recolectado, en silos mecánicos o marquesinas al sol, con el fin de reducir las poblaciones de broca  que están dentro de los frutos. Además, este café se puede comercializar como de menor calidad para obtener ingresos por su venta.

Dejar surcos trampa 

Alrededor y en la parte central del lote a renovar. Recuerde que no se debe practicar la cosecha sanitaria. La finalidad de estos surcos es que las brocas que quedaron en el lote busquen refugio en sus frutos, que deben ser recolectados cada 15 días durante dos meses y medio.  Además, el café recogido debe someterse a proceso de solarización.

Así como estos consejos buscan recordarnos lo que sí debemos realizar, no podemos dejar de lado las recomendaciones sobre lo que no se debe hacer: 

Apilar y quemar ramas de café dentro del cafetal 

Porque afecta la fertilidad natural del suelo por la destrucción de microorganismos benéficos.  Además, las brocas están dentro de los frutos, que probablemente van a quedar esparcidos en el lote, por lo que las quemas no son efectivas para el control de la broca. 

Aplicar insecticidas químicos al suelo 

Ya que los insecticidas de contacto que existen en el mercado para el control de broca, solo actúan sobre los adultos en el momento en que salen a volar, y su efecto residual no supera los siete días. Una aspersión de estos al suelo, no es eficaz para reducir las poblaciones de broca. Recordemos que esta se encripta, es decir, se esconde dentro de los frutos y el insecticida no alcanza a llegar hasta allí. 

El manejo integrado de la broca depende de la suma de varias actividades, pero se debe poner especial atención a la renovación de cafetales, que es la práctica que más brocas dispersa,  y seguir estos consejos. Para mayor información consulte a su extensionista o a la página web (www.cenicafe.org) en las brocartas 038 y 048: ‘Evite la dispersión de la broca durante la renovación de sus cafetales’.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.