Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Comportamientos como el encallamiento de ballenas, escorpiones que se autolesionan con su propio aguijón, e incluso perros que saltan de balcones, dan cuenta de conductas similares al suicidio en humanos. Este fenómeno aún es objeto de investigación y genera la pregunta de cómo se concibe la idea de la muerte en el mundo animal. Hay que reiterar que el tema es de controversia y aún no hay consensos en el ámbito académico.

Sin embargo, desde la ciencia se considera que los actos autolesivos suelen estar ligados a algunas de sus necesidades, como la reproducción y la defensa. Daniel Ochoa García y Reinier Núñez Bazán, investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, han realizado estudios sobre comportamientos auto destructivos, donde afirman que algunas especies de insectos podrían realizar ciertos actos que los conlleven a la muerte con el objetivo de preservar el acervo genético compartido con sus congéneres.

Con un enfoque orientado hacia los animales convencionales, Sonia Calle, veterinaria de la Universidad de Ciencias Ambientales y Aplicadas (Udca) y educadora canina, ha abordado este campo desde la veterinaria holística. Esta se basa en considerar al animal como un todo, preocuparse por los aspectos relacionados sobre su bienestar. Este área busca generar una mediación entre las personas y sus mascotas para acercarles y mejorar la relación.

Se pueden realizar terapias con diversas especies como perros, gatos, caballos, e incluso aves y peces. Las consultas se suelen realizar "para indagar sobre posibles enfermedades , acompañar a los animales a su tránsito hacia la muerte o entender algunos cambios de comportamiento".

La experta considera que en muchas ocasiones su salud mental se puede ver afectada diversos factores que generan estrés. "El animal es más consciente de su sentir que el ser humano, y suele reflejar lo que vive en su familia".

Respecto a las conductas similares al suicidio en humanos, afirma que no se puede asegurar que existe un deseo de morir. "Desde la ciencia no existe evidencia de que los animales pueden presentar una voluntad expresa de morir".

La experta advierte que se suelen presentar indicios y comportamientos en mascotas como dejar de alimentarse o aislarse; o por ejemplo, casos de perros que se han tirado de balcones en reacción a un evento que generó alarma.

Estas son algunas especies del mundo animal que presentan conductas autolesivas

Los grillos Cyphoderris strepitans

Las hembras se alimentan de las alas posteriores del macho durante la cópula y consume la hemolinfa. Conscientes de que van hacia la muerte, los machos aseguran una comida nutritiva para su pareja, y así garantizan la formación de los huevos que llevan sus genes.

Las abejas

Al momento de insertar su aguijón, las glándulas asociadas con este se desprenden junto a su abdomen, lo que provoca, inevitablemente, la muerte del individuo.

Antequinos

Esta especie pertenece al género de marsupiales dasiuromorfos de la familia Dasyuridae. El macho, de tipo mousel, se aparea hasta que fallece; este fenómeno se conoce como "reproducción suicida". Las sesiones de apareamiento pueden durar entre 12 y 14 horas. Mientras que los machos mueren a los 11 meses, las hembras pueden vivir aproximadamente 3 años.

Ascidias

Las ascidias se comen su propio cerebro como parte de su ciclo de vida. También conocidas como tunicados, viven en el océano y comienzan su vida como larvas nadadoras, luego se adhieren a rocas u otras superficies, y a partir de ese momento no se vuelven a mover.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.