Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En las etiquetas de la mayoría de productos de uso cotidiano se destaca este mensaje: “Manténgase fuera del alcance de los niños”. La advertencia puede ser extensiva a las mascotas, teniendo en cuenta que muchas estas, así como los infantes, son muy curiosas y la manipulación de dichos productos es potencialmente peligrosa para ellas, pues son propensas a ingerirlos o inhalarlos. 

Artículos de limpieza como detergentes, jabones, desinfectantes o de cuidado personal y belleza, entre ellos, las cremas, pastas dentales y maquillajes, forman parte de la extensa lista de productos comunes que provocan afectación negativa en caninos y felinos. 

Por ello, de acuerdo con expertos, la educación y el cuidado para que estos elementos estén almacenados en lugares de difícil acceso para los perros y gatos son dos de las principales recomendaciones del caso. 

“Es difícil erradicar el peligro de intoxicación por completo, pero educarlo a solo comer lo que tú le das y nada fuera del plato, esto puede ayudar a minimizar estos incidentes”, señaló el médico veterinario de la Universidad de La Salle Frank Suárez, PhD. en Ciencias Veterinarias. 

En ese sentido, hay que tener claridad de cómo enfrentar una eventual ingesta de tóxicos por parte de perros y gatos.

Suárez hizo énfasis en que la acción inmediata para tener en cuenta es administrar agua oxigenada para inducir el vómito en la mascota. “Si la persona vio que el animal recién consumió el tóxico es mejor no esperar, ya que en el trayecto de llevarlo a la clínica hay una probabilidad de aumentar la absorción del mismo. Puede administrar vía oral un mililitro por kilo de peso, si no vomita, puede repetir a los cinco minutos”, explicó.

El médico veterinario Jorge Orozco coincidió en que, en todo caso, llevar al animal a la clínica es primordial para que un especialista determine la afectación en el organismo del mismo y el tratamiento a seguir.

De igual manera, Orozco destacó que es importante tener claro que si bien muchos de los alimentos de consumo humano son aptos para las mascotas, hay que considerar que hay algunos perjudiciales. “Hay productos como el chocolate que no les hacen bien. Tampoco se recomienda darles comidas muy sazonadas, sino que sean preparadas sin condimentos. Los huesos de pollo o pescado son peligrosos, pues al llegar a los intestinos les pueden causar daños como perforaciones en las paredes o cálculos”, explicó.

Atención al estado de shock en la mascota

En los casos en los que el animal esté en estado de shock es necesario no perder tiempo y llevarlo al centro veterinario más cercano. Bajo esta condición, no se debe administrar nada vía oral puesto que si hay algún signo neurológico, desorientación o pérdida de la conciencia, estos productos se puede ir por vía traqueal y empeorar la condición, según explicó el veterinario, Frank Suárez.

Las opiniones

Frank Suárez
Médico veterinario
“Son muchos los posibles tóxicos para mascotas, desde plantas ornamentales como el lirio hasta medicamentos que consumimos día a día y que dejamos descuidadamente al alcance de ellas”.

Jorge Orozco
Médico veterinario
“Aunque muchos alimentos para humanos pueden ser consumidos por mascotas como perros y gatos, hay otros que no son recomendables para sus organismos, entre ellos, el chocolate y el café”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.