Un estudio que valida la precisión de las mediciones de las lluvias en Colombia realizadas por el satélite Tropical Rainfall Measuring Mission (Trmm) recibió el aval científico de la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio (Nasa). Durante dos años, la Nasa y la Universidad Nacional de Colombia (UN), sede Medellín, realizarán trabajos para establecer medidas de error en la cuantificación de las lluvias tropicales.

El estudio fue liderado por el profesor Germán Poveda Jaramillo del departamento de Geociencias y Medio Ambiente de la Facultad de Minas de la UN, quien invitó a participar a estudiantes del doctorado y maestría en Recursos Hidráulicos, Matemáticas, y del programa de Ingeniería Civil.


Según informó la universidad a través de su agencia de medios, Unimedios, las certificaciones se hicieron con mediciones del satélite y con información de lluvia obtenida entre 1997 y 2016.

Para que esto fuera posible se utilizaron los pluviógrafos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) ubicados estratégicamente en todo el territorio nacional.

El estudio comprendió el análisis de mediciones realizadas en las regiones Andina, Amazónica, Caribe, Orinoquía y Pacífica, en razón a las diferencias en condiciones de vegetación, topografía y condiciones climáticas.

Uno de los hallazgos más interesantes del equipo del profesor Poveda Jaramillo fue que el satélite se desempeñaba mejor en las zonas llanas como la Amazonía y Orinoquía; mientras que en la región montañosa los datos presentaban variaciones de hasta 50%.

Aunque las mediciones del satélite Trmm son precisas, el profesor explicó que la información que se mide desde el espacio es diferente en la Tierra. Las variaciones o errores de las mediciones están relacionados con que “la lluvia de montaña es un fenómeno de menor escala y al satélite le queda más difícil cuantificar la variabilidad espacial”, aseguró el investigador.

Poveda Jaramillo fue notificado por la División de las Ciencias de la Tierra de la Nasa sobre su nombramiento como miembro del equipo científico del proyecto Misión de Medición de la Precipitación (PMM).

“La Nasa considera su proyecto una contribución importante a la misión de GPM (Medición de la Precipitación Global) y espera la participación de su equipo en la investigación de precipitación de PMM que beneficia a todas las naciones”, se lee en la carta enviada por la Nasa al profesor.