Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Bogotá_Dosquebradas tiene 200.000 habitantes y 43 años de vida institucional. Y aunque ha estado a la sombra de Pereira, simboliza 20% del PIB de Risaralda y representa 40% de las exportaciones sin café de este departamento.

Es el municipio industrial de esa parte del país que pasó de producir rejas y ventanas a fábrica, también piezas para aviones. ¿Cómo lo hizo? El presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Dosquebradas (CCD), Jhon Jaime Jiménez, tiene dos palabras para dar respuesta: innovación permanente.

Eso fue lo que les dijo a los palmicultores en su reciente Congreso Nacional, en donde fue invitado, precisamente, para que diera a conocer los procesos de desarrollo que llevaron a la industria de este municipio a dar valor a la producción.

¿Cuál ha sido la clave para lograr una industria activa?

Hemos tenido procesos de desarrollo, de asociatividad y un escalamiento de la producción. La idea es no quedarse en el mismo sitio sino hacer cosas innovadoras que permitan la subsistencia de muchas empresas. Por supuesto, se está buscando que sean valores agregados de alta sofisticación. Quisimos transmitirle a los palmicultores el ejercicio que Dosquebradas, una ciudad que está metida en el Eje Cafetero, entre montañas, que desde hace 60 años produce rejas y ventanas hoy hace también piezas para aeronaves, bicicletas, transformadores, repuestos para carros y motos, entre otros.

¿Y cómo han realizado ese salto?

Ha habido un proceso en el cual el sector productivo está buscando hacer un escalamiento hacia nuevas formas de producción y de materiales entregados al consumidor. La idea ha sido buscar siempre estrategias para que el empresario no se quede estático y tenga diversas rutas que le permitan defenderse del mercado y permanecer en él.

Pero ¿eso ha implicado asociarlos o agruparlos en cadenas?

Primero identificamos los sectores estratégicos del municipio y los responsables que los jalonan. Otro punto fue promover un modelo de identificación frente al qué tienen, qué les falta, cuáles son las brechas, las fortalezas y debilidades. Eso ha permitido que los integremos y ahora hay un clúster aeronáutico, una red de metalmecánica, existe una asociación de consultores empresariales y un centro de innovación. Se ha construido una masa crítica a favor del sector productivo que les está acompañando para que ellos puedan avanzar.

¿Cómo trabajan el tema de innovación?

La innovación es transversal a todo y una constante en los empresarios, que han insistido en que, por los cambios de modelo no se van a dejar acabar. Entonces, están dispuestos a luchar y eso lo han generado en dos sentidos: en innovación de producto y en investigación y desarrollo. Un poco el mensaje que dejamos a los palmicultores es que si podemos hacer piezas para aeronaves podemos hacer cualquier cosa.

Para contactar al autor de esta nota:
Teresita Celis A.
tcelis@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Maria Alejandra Solano
msolano@larepublica.com.co
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.