Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con el fin de verificar el cumplimiento de la normatividad para el desarrollo del primer ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa y la brucelosis bovina, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, realizó actividades de supervisión a vacunadores y predios vacunados en Nariño.

Las actividades de supervisión realizadas en los municipios de Pasto, Tumaco, Ipiales, Mallama, Túquerres, Guachucal, Iles, Imués, Funes, Chachaguí, Buescaco, El Tambo, La Florida, El Peñol, Sandoná, Consaca, Yaquanquer, Tangua, Albán, Taminago, Cumbitara, La Cruz, La Unión, Belén, San Bernardo, tuvieron como objetivo garantizar una adecuada ejecución, manejo, conservación y aplicación de las vacunas, dándole cumplimiento a la normatividad establecida en la Resolución 64528 del 24 de marzo de 2020.

Esta resolución, estableció el período y las condiciones para el primer ciclo de vacunación contra fiebre aftosa y brucelosis bovina para el año 2020 en el territorio nacional, ejecutado por Fedegan, así como el periodo y las condiciones para la vacunación contra la rabia de origen silvestre.

“El ICA, como autoridad sanitaria, es la entidad encargada de velar por la sanidad agropecuaria del país, por ello, adelantamos actividades de supervisión de la vacunación durante los ciclos oficiales, para controlar, prevenir y erradicar la fiebre aftosa del territorio nacional, para con ello proteger el hato ganadero y mantener el estatus sanitario como país libre de fiebre aftosa con vacunación”, aseguró Jorge Zambrano, gerente seccional del ICA en Nariño.

La fiebre aftosa es una enfermedad infecciosa de origen vírico, altamente contagiosa y de declaración obligatoria debido a  las considerables repercusiones económicas y a las graves implicaciones comerciales que genera para el país afectado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.