Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Dentro de las denominadas terapias ecuestres -que son aquellas actividades terapéuticas que se realizan con caballo, ya sea montado o a pie- se encuentra la equinoterapia, una modalidad que aprovecha el instinto natural de los equinos para aplicar técnicas curativas y educacionales, con los que contribuyen a la rehabilitación, reeducación, integración y socialización de personas que sufren alguna discapacidad física, sensorial o psicológica.

Los caballos son seres muy sensibles, con una gran capacidad para percibir estados de ánimos y conductas de las personas, por lo que cumplen una función fundamental en la recuperación de los pacientes con los que interactúa. Estos animales son expertos en el lenguaje no verbal y perciben signos que son casi invisibles para el ser humano.

“Hacemos un acompañamiento estricto con cada uno de nuestros niños, para que obtengan los mejores resultados en sus procesos mentales, físicos y psicológicos siempre respetando y teniendo como pilar el caballo”, explicó Juan Rafael Restrepo, gerente de la Hacienda Río Frío, dedicada a los talleres de equinoterapia.

Hay varios casos de personas que aprovechan este tipo de terapias para salir de cierta situaciones. Aunque en Colombia es poco común el proceso, LR le explica los beneficios de este tipo de trabajos con los equinos.

Terapias sensoriales
Expertos encontraron que los trabajos con los equinos estimulan la afectividad, sensibilidad táctil, visual, olfativa y auditiva; además de liberar el estrés cuando la persona está muy cargada. La equinoterapia es un tratamiento complementario en ciertas enfermedades, eso quiere decir que no reemplaza a la medicina.

LOS CONTRASTES

  • Juan Rafael RestrepoGerente de la Hacienda Río Frío

    “Cuando un niño con discapacidad, se monta en un caballo o si quiera está cerca de este, su semblante cambia, la mejora es inmediata. No se necesita más de 20 minutos para sentir la conexión”.

Momentos ideales
Alguna de las enfermedades o condiciones que pueden ser tratadas a través de la equinoterapia son: la esclerosis múltiple, amputación de miembros, las lesiones medulares, distrofia muscular, ceguera, sordera, retraso mental, parálisis cerebral, adicciones y diversos problemas de adaptación social, entre otros mentales.

Primeros beneficios
Luego de que las personas empiezan con este tipo de actividades, las personas tienden a mejorar la concentración y ayuda a la motivación. Corrige problemas de conducta, establece responsabilidades y genera empoderamiento. Impacta en el tono muscular, los fortalece, aporta al equilibrio y la coordinación.

Interacción con el caballo
El caballo transmite vibraciones que actúan sobre el sistema nervioso del paciente, por lo que el cerebro recibe los mismos estímulos como si estuviera caminando. Gracias a esto favorece la normalización de la función respiratoria. Mejora la plasticidad, la postura del tronco, la cabeza y el cuello y zonas cercanas a estas partes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.