Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En el municipio de La Calera, Cundinamarca, ubicado a 30 minutos de Bogotá, una importante granja lechera con 25 años de operación y que producía más de 300 litros de leche al día, buscará convertirse en un santuario animal para jubilar a sus vacas lecheras y retirarse de esta actividad productiva.

Esto lo harán a través de un crowdfunding que buscará recaudar $95 millones para jubilar 29 vacas y 3 terneros machos. Así mismo, Natalia Gutiérrez Rivera, la productora lechera propietaria de esta granja, decidió trabajar de la mano con el santuario colombiano para encontrar una forma económicamente viable de terminar con la actividad lechera en su granja.

Por lo que con más de 70 fanegadas de exuberante bosque nativo y un arroyo de agua pura que fluye a través de las montañas, así como con grandes praderas ricas en pastizales para los animales, la granja se convertirá en un santuario de animales y albergará actividades alternativas que generan ingresos y son ecológicas. Esto permitirá a esta familia de productores de leche comenzar a crear una fuente de ingresos 100% amigable con los animales.

"Por supuesto, solo podemos hacer esto si la gente nos ayuda porque necesitamos entregar $95 millones a esta familia de productores de leche para que puedan formalmente entregarnos los animales y para que su cambio de actividad económica sea sostenible", dijo el representante del Santuario Animal Namigni.

En ese sentido, el santuario tiene la intención de trabajar con otros productores pecuarios para apoyar transiciones sostenibles que sean buenas para los animales y para aquellos que deciden dejar de explotarlos.

"Cuando se trata de darles a los animales el respeto que merecen, el veganismo es la respuesta, por supuesto, pero necesitamos encontrar soluciones pragmáticas para ayudar a los animales en las granjas de explotación animal y a los agricultores que dependen de ellos. Esto solo funciona si es beneficioso para todos y se vuelve un ejemplo de cómo un cambio tan importante es posible y está respaldado por la comunidad", afirmó.

Según sus gestores, la finca ya paró su actividad lechera y la manada de 32 bovinos que tenían produciendo ya se integró con la manada mayor de vacas del santuario. La finalización exitosa de este proyecto depende del éxito de la campaña de crowdfunding, señalaron.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.