Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La duda sobre si realmente existe un conflicto en el uso de la tierra entre la ganadería y la agricultura, o si por el contrario, se trata solo de "una narrativa izquierdista para impulsar la nueva reforma agraria", es el tema de la más reciente columna de opinión del presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie.

Para el dirigente gremial, la discusión está mediada por un "sesgo inaceptable", en el que "se condena a priori que la tierra fértil se dedique a ganadería en pastoreo, en lugar de producir alimentos, como si la carne y la leche no lo fueran", según indicó en Contexto Ganadero.

Lafaurie indica que son muchas las versiones en las que se juzga que la explotación ganadera excede la vocación de la tierra; contrario a lo que sucedería en el caso de la agricultura. Sin embargo, cuestiona las cifras sobre las que se basan tales afirmaciones.

El líder gremial indicó que entre las cifras disponibles están aquellas del Mapa de Vocación de Uso del Igac de 2012 y de la Encuesta Nacional Agropecuaria revelada por el Dane en 2019, que afirman que en el país hay 22 millones de hectáreas con vocación agrícola, de las cuales se explotan 5,3 millones; y 15 millones con vocación ganadera.

No obstante, repara el hecho de qué tan cierto puede llegar a ser este número en un contexto real, donde se les atribuyen más de 7,4 millones de hectáreas que al día de hoy funcionan ya sea para uso pecuario o en su defecto, albergan la vegetación de tierras áridas y páramos.

Si bien, la cifra de 28,9 millones de hectáreas, citadas en la actualización de la frontera agrícola, versión 2021, realizada por la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria – Upra, se asemeja un poco más a la realidad del sector, según Lafaurie, aún así quedan al aire cálculos matemáticos que todavía no coinciden.

"Hay que sincerar las cifras. Primero: no hay tanta tierra en ganadería como martillan las narrativas, y segundo: la tierra no se dedica a ganadería por capricho, sino porque no hay condiciones para una agricultura competitiva. Yo mismo sembré algodón por más de 20 años y, sin abandonar la ganadería, volvería a hacerlo si hubiera condiciones", concluyó en su columna.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.