Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Distintos comportamientos muy peculiares en nuestras mascotas, son pasadas por alto y se consideran gestos normales y pasajeros, pero sus conductas podrían estar dando información acerca de algún malestar o enfermedad que se pueda estar desarrollando en su organismo.

Médicos veterinarios de Pet Food Institute, afirmaron que generalmente, los perros comen pasto cuando sienten malestar estomacal, pues es común que ante la molestia busquen algo para su alivio y naturalmente lo encuentran en esta hierba que estimula la pared gástrica, lo cual ocasiona vómito o diarrea. Aunque funciona como un desparasitante natural, es recomendable que no coman pasto en grandes cantidades, ya que puede contener parásitos que llegarían a afectar su salud.

Carlos Cifuentes, vocero de Pet Food Institute, mencionó que cuando los perros buscan objetos para comer o morder, ya sean palos, piedras, basura o algunas veces las paredes, puede ser un signo de déficit de minerales tales como calcio o fósforo; lo que se denomina pica o malacia.

“Se trata de una especie de depravación del gusto debido a este déficit nutricional. También puede ser un signo de enfermedades gástricas inflamatorias, parasitarias, estrés y aburrimiento. Los cachorros principalmente tienen este tipo de comportamiento por estar en etapa de reconocimiento del entorno”, agregó Cifuentes.

¿Cómo evitar estos comportamientos en nuestras mascotas?

En primer lugar, es necesario acudir al veterinario para que a través de un examen clínico completo s pueda descartar cualquier alteración de salud. Es peligroso que el perro continúe con ese comportamiento, ya que puede generar obstrucciones en el tracto digestivo que conllevan a la asfixia o a la peritonitis, además de desarrollar enfermedades infecciosas.

Además se debe evitar que la mascota muerda piedras, coma basura, objetos, juguetes, palos, etc., realizando actividades que lo distraigan, cambiando los parques o sitios a donde lo sueles llevar de paseo a diario y usando juguetes diseñados especialmente para ellos, como pelotas o frisbees. También se les deben proporcionar snacks para premiarlo y consentirlo con caricias o masajes, dicen los expertos.

Hay que tener en cuenta que se debe ofrecer alimento concentrado de acuerdo a la especie de la mascota, raza, edad, actividad física y estado de salud. Una fuente de agua constante, potable, fresca y sin restricciones nunca debe faltar acorde a las palabras del veterinario, así como también lavar diariamente los platos de la comida y eliminar desechos de las sobras.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.