Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Todos los que tienen una mascota disfrutan ver correr por los prados con agua a sus amigos peludos de cuatro patas. Y normalmente ellos muestran mucha felicidad cada vez que la correa se suelta en una zona verde de algún parque público. 

Sin embargo, deben tener en cuenta que existen algunos riesgos que debe tener en cuenta para la buena salud de sus animales. La razón es que normalmente los prados con agua son un foco de infección debido a la basura y demás contaminantes propios de una dinámica urbana. 

Natalia Moreno, médica veterinaria de la Universidad de la Salle, recuerda que “en especial los cachorros son los más vulnerables al contacto del pasto. Por eso, es importante que los dueños antes de cumplir con todo el ciclo de vacunación inicial no expongan a las mascotas al prado. Eso podría tomar un tiempo entre cuatro y seis meses”. 

Por su parte, Nancy Alarcón, veterinaria homeopática, indica que “una de las enfermedades más comunes es la parvovirosis debido a que en el pasto pueden tener contacto con heces de perro que ha estado contagiado”. 

Ahora bien, otro foco de infecciones para las mascotas son los lagos o los cuerpos de agua estancada. La razón es que es el caldo de cultivo perfecto para las bacterias. Y a eso hay que tener en cuenta que existen razas de perros más delicadas de otras. 

Por ejemplo, un labrador retriever tiene la predisposición genética de buscar el agua, bien sea en ríos, lagos o lagunas. Justamente es una de sus características. Pero también tienen una contraindicación y es que son muy delicados de la piel. 

Moreno, en ese sentido, recordó que “la raza de labradores, por ejemplo, tiende a sufrir mucho de dermatitis y otras afecciones de la piel. Muchos de los adultos presentan infecciones cutáneas provenientes especialmente de hongos que contraen en el ambiente”. 

Por eso la recomendación de los expertos es asegurarse que la zona a la que su mascota pasa un tiempo al aire libre se encuentre limpia. En caso de ser un lago, tratar que tenga alguna corriente de agua que refresque el lugar. 

Andrea Castro, defensora de animales, agrega que “muchas veces los dueños desconocen el sitio a donde llevan de paseo su perro. Y no solo tiene el riesgo de contraer un virus. También puede ser picado por una garrapata y, si es en el campo, esta garrapata puede ser originalmente de un ganado lo que podría complicar aún más la salud del animal”. 

Frente a ese aspecto, tenga en cuenta que los principales síntomas para detectar un problema en la piel son las alergias, picor o irritación. En ese sentido, Natalia Moreno indicó que “la dermatitis atópica es la patología de la piel de origen alérgico más habitual entre los perros. Para tener en cuenta, las principales características de los síntomas que alertan de esta enfermedad son: picor, prurito, enrojecimiento y sequedad”.

Finalmente, un tratamiento para curar este tipo de patología es prolongado. En caso que se trate de un hongo, por ejemplo, hay tratamiento que puede llegar a durar un año para lograr retirar del animal el diagnóstico. A eso se suma que los medicamentos pueden llegar a ser muy costosos. 

Las opiniones

Natalia Moreno
Médica veterinaria Universidad de la Salle
“Las principales enfermedades que pueden sufrir los perros en una salida al campo son alergías a vegetación o infecciones por el agua”.

Andrea Castro
Activista animalista
“Se debe tener cuidado con los sitios donde juega el perro para que no tenga una picadura de garrapatas u otros insectos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.