Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

A ocho meses desde que se conoció en Colombia la primera cirugía de implante de marcapasos a un gato, ya hay información de cómo ha sido la evolución de Romeo, el gato de Medellín intervenido por especialistas de la Universidad CES.

El gato es de raza Maine Coon de 10 años el cual se implantó un marcapasos el 24 de enero de 2020, tras padecer una patología cardíaca que lo afectaba desde tiempo atrás.

La cirugía, única en su tipo a esta especie, fue practicada por médicos veterinarios del Centro de Veterinaria y Zootecnia (CVZ) de la Universidad CES, y de manera atípica por cardiólogos de salud humana de CES Cardiología, otra unidad de servicio de la institución. El equipo de 12 profesionales, entre neurocirujanos, cardiólogos, electrofisiólogos y otros, intervino un bloqueo auroventricular de grado tres, es decir, una interrupción de los impulsos eléctricos de las aurículas a los ventrículos.

Después de los nueve meses de la cirugía en la cual se implantaron electrodos en el corazón del animal por medio de una toracotomía, Romeo cuenta con una condición normal sin presentar ningún sincope de enfermedad cardiovascular. En su última revisión los médicos del CVZ notaron que aumentó de peso y recuperó pelaje cubriendo las cicatrices de la cirugía.

“En la última revisión de Romeo y mediante ecocardiografía y electrocardiograma se determinó que tenemos estabilidad en la funcionalidad del marcapasos y que no se han desarrollado complicaciones. Su corazón está trabajando muy bien y de manera adecuada”, detalló la doctora María Adelaida Mejía Durango, médica Veterinaria y Zootecnista de la Universidad CES.

En cuanto al comportamiento del felino después de la cirugía, los especialistas dijeron que su comportamiento no ha cambiado mucho. "Lo único es que no le agrada mucho que le acaricien el lado donde tiene instalado el marcapasos. De resto sigue siendo el mismo Romeo contemplado, mimado, juguetón, hambriento y en general está muy bien, feliz. El CES se comportó de una manera muy increíble con nosotros, sentimos que hacemos parte de la familia CES”, expresó María Clara Orrego, propietaria del animal.

El Centro de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES adelanta gestiones con un paciente en Bogotá para practicar la segunda cirugía de implante de marcapasos en un gato a nivel nacional. De esta manera, sería la tercera intervención de este tipo a un animal doméstico, toda vez que, al igual que Romeo, en la capital fue intervenido un canino.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.