Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Muchos dueños de mascotas se preguntan con frecuencia cuál dieta es la más adecuada para sus animales, teniendo en cuenta que en el mercado hay una gran cantidad de referencias de alimentos, tanto naturales como procesados. En Agronegocios le contamos los principales beneficios, perjuicios y cuidados que se deben tener en cuenta a la hora de considerar ambas opciones.

Según el médico veterinario Carlos Andrés Cifuentes, vocero para Colombia de Pet Food Institute, una de las más grandes ventajas de los alimentos concentrados es que han tenido un estudio previo con un número considerable de pacientes, lo cual brinda seguridad a los propietarios. “El concentrado va enfocado a la especie, a la raza, a la edad, al estado metabólico y la salud del animal, lo que permite que las dietas se puedan individualizar con más facilidad de acuerdo con estas características”.

Otro aspecto positivo es que en el mercado se pueden encontrar concentrados medicados, que ayudan a tratar ciertas patologías de la piel, del sistema cardiovascular, de la parte nefrourinaria, de las articulaciones y del sistema nervioso.

No todo es perfecto y hay algunas desventajas en los alimentos concentrados que también deben ser tenidas en cuenta. “Algo negativo es que muchos tienen aditivos y conservantes, que pueden tener efectos sobre la salud del animal a largo plazo. Los colorantes, por ejemplo, pueden traer inflamaciones del sistema digestivo o alergias alimentarias”, indicó.

Por su parte, las dietas naturales u orgánicas, también cuentan con una serie de beneficios para la nutrición de las mascotas, como lo explica Carlos Alberto Gutiérrez, médico veterinario experto en nutrición canina. “Al comer alimentos poco procesados, la absorción es mucho mayor y se conservan todos los nutrientes, algo que una croqueta no tiene. Tanto grasa, como proteínas y carbohidratos con sus vitaminas y minerales llegan mejor al organismo”.

Los dueños que suministren este tipo de alimentación a sus mascotas, deben tener una serie de cuidados, como el respeto a las proporciones. “Los perros y los gatos son carnívoros, por lo que su principal fuente de nutrientes es la proteína, que debe estar presente en 60% del total de la dieta. Otro 20% deben ser vegetales, 15% frutas y 5% carbohidratos”, indicó Gutiérrez.

En caso de que se quiera hacer una transición de una a otra es muy importante que se realice de forma gradual y controlada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.