Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Asociación de Armadores Pesqueros de Colombia (Asoarpescol) solicitó al Ministerio de Agricultura su intermediación ante el Ministerio del Medio Ambiente, con el fin de que los empresarios agremiados y representantes de asociaciones artesanales sean recibidos por el titular de esa cartera, Carlos Eduardo Correa, para tratar la situación generada por el Decreto 281 del 18 de marzo de 2021, norma que prohíbe cualquier actividad que signifique un esfuerzo sobre las especies tiburones, rayas y quimeras.

“La pesca dirigida a tiburones está prohibida de manera industrial en el país. Lo que existía era un porcentaje de pesca incidental (captura no intencionada) sobre estos recursos, que era aprovechada en su totalidad por las comunidades del Pacífico colombiano generando empleo y bienestar a mujeres cabeza de familia, afrodescendientes y víctimas del conflicto, entre otras", señaló la representante legal de Asoarpescol, Shirley Ardila.

Pese a esto, indicó la vocera, con el Decreto 281 dicha incidentalidad queda prohibida y al darse se considera como delito contra el medio ambiente.

Para Ardila, en la actividad pesquera es imposible realizar las actividades y garantizar un cero por ciento de incidentalidad. Por esto, manifestó que el decreto genera una afectación directa a la actividad pesquera del país, ya que "sencillamente está acabando con la misma".

Cabe señalar que, para realizar su actividad, actualmente los armadores pesqueros cuentan con Permisos de Pesca y Patentes de Pesca, todo ello reglamentado por la Autoridad Nacional de Acuicultura y pesca (Aunap), además de los Certificados de Navegabilidad para realizar la actividad y Zarpes para las embarcaciones, otorgados y vigilados por la Dirección General Marítima (Dimar).

La petición que el gremio hace ante el Ministerio de Agricultura busca abrir un canal de diálogo con el Ministerio del Medio Ambiente, pues aseguraron que esta última dependencia "no ha escuchado los llamados para solucionar la situación presentada por la puesta en vigor del decreto anotado".

“Asoarpescol entiende que este tema no es menester de ese Ministerio, por tratarse de recursos ahora hidrobiológicos, pero también entendemos que sí es de dicha cartera el tema de la actividad pesquera, y por ello son quienes nos deben informar qué se ha debido hacer desde que el decreto entro en vigencia.

Por lo anterior, reiteraron la necesidad de que desde ese ministerio les ayuden a generar el espacio con el Ministro de Ambiente y no con sus colaboradores que ya en distintos espacios "han mostrado su poco interés en la problemática que el decreto ha causado al sector”, dice la misiva enviada por el gremio pesquero de Buenaventura.

Acerca del citado decreto, el gremio presentó ante el Consejo de Estado una acción de tutela como mecanismo transitorio o definitivo contra el Decreto 281 del 18 de marzo firmado por la Presidencia de la República y por el Ministerio del Medio Ambiente.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.