Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Recientemente, una empresa colombiana productora de café revolucionó el sector de la agricultura implementando una de las metodologías más usadas en el diseño y la construcción. Se trata de Blue Bird Coffee, una compañía familiar que cuenta con una finca cafetera en Caldas, que produce cerca de 52 mil kilogramos de café cereza al año.

Esta, ha empezado a implementar el Building Information Modeling (BIM), un proceso inteligente basado en un modelo 3D que le brinda la posibilidad de digitalizar la información, convirtiéndose en una herramienta para planificar, diseñar, construir y administrar proyectos de manera más eficiente, con menores costos y mayor calidad.

A la fecha, la herramienta ya tiene un porcentaje de implementación cercano al 30% en todo el cultivo, lo cual le ha permitido tener un mayor control y entendimiento de todas las variables que afectan el ciclo de vida del proceso cafetero, por medio de la representación gráfica y la metadata que proporcionan estos modelos. La compañía ha utilizado herramientas como Revit y Navisworks, las cuales, aplicadas al cultivo, que cuenta con un terreno de siete hectáreas, permiten un mejor manejo de la topografía y el control de la información del proyecto. De igual forma, han evaluando el posible uso de Civil 3D e Infraworks, que son herramientas con mejores prestaciones para el manejo de topografías. Así mismo, el uso de BIM 360 y Forge, que permitirán realizar interfaces para llevar el modelo BIM a campo.

Juan David Hurtado, gerente de la empresa, es un ingeniero mecánico que ha trabajado durante nueve años con la metodología y ha participado en dos de las más importantes implementaciones BIM con constructoras colombianas.

Él, fue quien tomó la decisión de llevar lo mejor de la construcción y la digitalización al campo, empezando a utilizar la metodología en el 2018 para potencializar el trabajo que realiza Blue Bird Coffee. Gracias a esta incursión del software en el campo de trabajo, la empresa ha tenido la oportunidad de hacer predicciones sobre cómo van a comportarse las variables que afectan directamente la rentabilidad del negocio.

Hurtado afirma que “Blue Bird Coffee tiene el reto de trabajar por un mejor producto, pensado para quienes disfrutan de un buen café. Por ello, siempre estamos a la vanguardia, en una constante investigación de nuevos procesos, tecnologías, metodologías y viajes que permitan conocer más a los consumidores y entender qué perfiles buscan en el producto de acuerdo con la gastronomía y la cultura de cada región”.

Esta es la primera vez que un software de Autodesk es utilizado por un emprendimiento cafetero colombiano, el cual participa en un sector sumamente competitivo. Pues, por un lado, está el bajo precio del café sumado al aumento de los costos de los insumos y una mano de obra cada vez más escasa. Aunque la agricultura, en comparación con la construcción, presenta una tasa anual de mayor crecimiento, con un índice de digitalización de casi cinco puntos por encima, según lo mostrado en el estudio de productividad y riesgos (McKinsey – Camacol 2017), esta industria sigue estando muy atrás en comparación a la minería, el petróleo, la manufactura avanzada, entre otras.

Gracias al modelo BIM la administración del cultivo ha optimizado tiempo y recursos en los cálculos de árboles por lote, proyecciones y trazabilidad de recolección, al igual que en los cálculos de insumos y fertilizantes, ayudando así a mejorar en las adecuaciones. Si bien, Blue Bird Coffee aún está en la etapa inicial de la metodología BIM y según Hurtado, el trabajo de implementación para interpretar la información es constante, este es un ejercicio académico donde se debe seguir indagando para descubrir cómo hacer una medición del ROI y así transformarlo en un modelo de negocio que le permita llegar a más agricultores.

Este caso es el reflejo de una de las teorías de BIM planteadas por el arquitecto norteamericano Patrick MacLeamy, ex CEO de HOK, el cual afirma que por cada dólar que se gaste implementando el software BIM durante el diseño y planeación, hay un retorno de inversión cercano a los 20 dólares en construcción y 60 dólares en operación. Esto se conoce como el BIM BAM BOOM, lo cual podría escalarse a la agricultura y verse traducido en un alto ROI.

De esta forma, se abre un espacio de reflexión sobre cómo se pueden desafiar los límites de la innovación pensando de forma transversal y multidisciplinaria para beneficiar diferentes industrias. Para un país como Colombia, donde la agricultura tiene una gran importancia, tener la posibilidad de ir introduciendo este tipo de herramientas como lo está haciendo Blue Bird Coffee, es el principio de la transformación agraria.

El incorporar la tecnología en tareas diarias que le brindan soluciones a millones de personas, es una iniciativa completamente escalable y replicable en diferentes gremios, en especial en los más tradicionales que llevan años sin una intervención.

Actualmente, las tendencias tecnológicas como la digitalización de tareas monótonas, la movilidad, colaboración, nubes de puntos, geolocalización, automatización de procesos, diseño generativo, industrialización modular, entre otras, están disponibles para todas las industrias gracias a los entornos colaborativos que ofrece Autodesk. Hoy, como Blue Bird Coffee, cualquier empresario puede encontrar soluciones a las necesidades de su empresa a través de la tecnología y dar el siguiente paso hacia el futuro de hacer las cosas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.