Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Al cumplir 80 años, el Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé) sigue trabajando en innovación para el sector, como destacó su director, Álvaro León.

¿En qué trabaja Cenicafé para mejorar la productividad?

Estamos desarrollando desde la gerencia técnica de la FNC y Cenicafé una estrategia que se llama “más agronomía, más productividad”, que nace cuando se tiene que escoger variedades adecuadas, prácticas adecuadas y mejorar la plantas.

¿Cuál es el primer punto a trabajar?

El componente principal es la cosecha, producir café requiere mucha mano de obra y cualquier esfuerzo que se pueda hacer es importante porque deja un margen adicional. Ahí hemos promovido las lonas para recoger café por la calle del árbol, que tumba el grano.

¿Cómo mejora esto la recolección?

Cada persona va a recoger más café. No van a la canasta sino a la lona, así el cosechador hace menos movimientos y se empieza a ganar. Además vamos a liberar una máquina nueva para la caficultura, que son vibraciones en la rama de café.

¿Cómo funciona?

Es una derribadora selectiva de café, y la eficiencia que se puede tener es de tres a uno. Eso implica no solo entregar lonas y máquinas, todo el esquema de cosecha de café en Colombia tiene que cambiar.

¿Qué otras acciones se desarrollan en Cenicafé?

Hay que seguir trabajando en el control de broca, en ese punto hemos estado mirando tecnología como drones, donde un vuelo de un dron de 15 minutos puede hacer la aspersión completa de una hectárea.

¿Cómo funcionaría?

Son drones que tienen adecuaciones especiales para hacer recorridos por lotes y tiene un sistema de fumigación, estamos revisando si es efectiva, porque el producto tiene que llegar a las partes bajar del árbol, esa es la investigación que nos toca seguir poniendo para que la tecnología llegue.

¿Hay problemas con el rendimiento?

Ese es el primer paso para tener la finca funcionando con mayores productividades es y de la manera adecuada con buena calidad de café, es usar correctamente la tierra que se tiene. Después hay que ver costos.

¿Cómo está el empleo?

Hay menos mano de obra en campo, el promedio de edad es de 55 años, la persona no rinde de la misma manera y estamos llevando los pagos a que sean legales, eso implica unos cambios para hacer pagos más adecuados.

¿Qué propuesta hay?

No tener empleados contratados, sino que se ofrezcan servicios que pueden ser por cooperativas, como el café tiene periodo, los equipos que se compran están parqueados, pero si hay forma en la que se presten equipos, sería bueno.

¿Qué plagas afectan hoy?

En el caso de la roya no tanto porque ya tenemos variedades resistentes, aunque hay gente que todavía cultiva variedades susceptibles, pero hay que seguir trabajando en el control de broca.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.