Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Durante el segundo año de la pandemia y pese a los desafíos que derivaron por los bloqueos y la escasez de los contenedores, el café logró ser nuevamente el protagonista de la economía nacional en 2021, presentando un balance importante sobre lo corrido del año, especialmente durante el último trimestre, donde el precio del café colombiano no dejó de batir récord y se convirtió en la fórmula mágica para los agricultores del país al retomar valores en la bolsa de New York, no vistos durante los últimos siete años.

A lo largo de cuatro días del mes de noviembre, la cotización del precio interno del café superó los $2.200.000 por carga, convirtiéndose en un máximo histórico que hace prever que el valor de la cosecha pueda rebasar los $11 billones al cierre del año; contexto que se habría originado luego de que las sequías y las heladas en Brasil provocaran una significativa reducción en la cosecha que afectó el flujo normal a los mercados internacionales, abriendo nuevas alternativas comerciales a países como Colombia.

LOS CONTRASTES

  • Gerardo Montenegro Paz Director Ejecutivo Comité de Cafeteros del Cauca

    "Esperamos cerrar el año con buenos precios y con una cosecha que supere $1 billón. este sería un aporte importante para la reactivación del país y también para la reconstrucción del tejido social”

Gerardo Montenegro Paz, director ejecutivo del Comité de Cafeteros del departamento del Cauca explicó que esta pérdida de las cosechas en Brasil llevó a que la oferta y la demanda se trasladara al resto del mundo, siendo Colombia uno de los mayor privilegiados por la calidad de su café que, al día de hoy, se comercializa con excelentes precios en el mercado. “Ese diferencial sobre el cual se ha construido la nación para demostrar que estamos basados en la calidad, nos permite también tener unas primas distintas que son reconocidas por el consumidor y que se suman, a una tasa de cambio, que nos ha favorecido como exportadores, llevándonos a duplicar lo precios del café”, dijo Montenegro.

Cabe resaltar que en la versión número 89 del Congreso Nacional de Cafeteros, la Federación presidida por el gerente general, Roberto Vélez Vallejo, reveló que la producción del gremio cafetero al mes de septiembre alcanzó una suma de 13,4 millones de sacos, por un valor de $9,9 billones, que estuvieron relacionados con el promedio en la Bolsa de Nueva York, el alto diferencial promedio de la calidad colombiana y la depreciación del peso.

Por otro lado, durante el evento de la comarca cafetera, también se dio a conocer el buen comportamiento de este producto en la categoría de consumo interno que para el mes de septiembre logró registrar 2 millones de sacos, los cuales ascenderían a 2,8 kg per cápita en el país (3,4 kg per cápita en mayores de 12 años) según las proyecciones para fin de año, respaldadas en el incremento de la población consumidora que pasó del 86% al 96%.

En cuanto a las ventas de café verde de la Federación Nacional de Cafeteros se destacó su crecimiento a 1,42 millones de sacos de 60 kg, los cuales reúnen los US $366,9 millones. Es decir, 4% y 30% más, respectivamente, que el año anterior. No obstante, la situación no es ajena para el tema de las exportaciones, que al igual presentaron tendencias al alza y esperan cerrar el año en US $3.400 millones, es decir, 9,2% del valor total en el país.

Estas cifras reflejan la importancia del gremio cafetero para la economía colombiana, cuyo aporte al PIB nacional alcanza el 1% mientras que su contribución al agrícola es de 15,3%.

También genera alrededor de 2 millones de empleos directos y tiene un efecto multiplicador sobre los demás eslabones de la cadena entre los que se destacan el transporte, los fertilizantes y los agroquímicos, los servicios técnicos, entre otros.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.