Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En relación a Paraguay, varios productos como la soja o la carne se ven comprometidos y los sectores exportadores se encuentran a la expectativa de los avances del conflicto bélico.

Paraguay exportó durante el 2021 un 12% de soja al mercado ruso, lo que equivale a un promedio de 756 mil toneladas enviadas. Sin embargo, en la actualidad Rusia ocupa uno de los últimos puestos en calidad de pago para el país, es decir, es uno de los peores pagadores de carne paraguaya hasta enero del 2022. Este destino pagó US$ 3.696 por tonelada, superado solamente por Egipto y Macedonia del Norte con peores precios, en contraste con Alemania que pagó US$ 9.429 por tonelada.

Impacto

En conversación con Hugo Pastore, director Ejecutivo de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), señaló a nuestro medio que todavía es muy repentino el inicio de la disputa por lo que sería prematuro estipular un impacto real en la balanza comercial paraguaya, considerando a Rusia como un importante destino para muchos productos nacionales. Sin embargo, habrá consecuencias en alguna medida.

“Esta situación es demasiado reciente y nos toma desprevenidos. Tenemos que ver qué es lo que pasa finalmente y cómo se va desenvolviendo el conflicto con el pasar de los días. Tuvimos una reacción muy nerviosa en los mercados internacionales que hace muy difícil definir el camino. Es complicado predecir cuánto puede durar el conflicto, pero nuestro deseo es que termine pronto; esperemos que se pueda volver rápido al camino de la paz”, detalló el representante.

Pastore explicó que Rusia, tanto para la soja como la carne, se convierte en un destino importante, por lo que cualquier tipo de situación que afecte o determine un cambio de rumbo en las decisiones de la nación más grande del mundo terminará afectando colateralmente al dinamismo comercial y, por ende, a su relacionamiento con otros países. Para el mismo, indefectiblemente se dará un impacto, pero aún es complejo determinar la magnitud y el tiempo.

Global

Por otro lado, los principales commodities agrícolas han tenido importantes variaciones en los últimos días en el mercado internacional, traduciéndose en una importante conmoción e incertidumbre por parte de los grandes bloques económicos. No obstante, al cierre de la jornada se ha visto un descenso y estabilización de los precios, como en el caso de la soja en Chicago que despegó hasta los US$ 615 por tonelada el pasado 23 de febrero, para luego corregirse a la baja.

“Se observó una respuesta muy alterada en los mercados, donde los commodities agrícolas subieron muchísimo y luego bajaron estrepitosamente. Llama la atención que los valores de estos segmentos hayan bajado de forma violenta, como dando una señal o mensaje de que la producción de alimentos estaría fuera del conflicto; es lo que se puede leer entre líneas”, planteó respecto a las primeras repercusiones económicas que podrían poner en riesgo a varias industrias.

Las actividades del grupo ruso de empresas “Sodrugestvo”, que compra soja en Paraguay y es asociada de la Capeco, hasta el momento no se ven alteradas y desde la Cámara no recibieron ningún tipo de comunicación respecto a las consecuencias que pudiera acarrear el acontecimiento en terreno nacional. “La firma posee una planta industrial en Rusia y abastecen desde Paraguay parte de las necesidades que posee dicha planta. Hasta el momento no tuvimos un contacto, pero desde Capeco estamos dispuestos a ayudarles en caso de haber necesidad”, finalizó el directivo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.